23 de junio de 2020
23.06.2020
Levante-emv

Peatonalizan un carril sin uso de la Ronda Nord y otro será carril bici

La actuación para viandantes ya está realizada, mientras el vial ciclista se demorará unas semanas

23.06.2020 | 04:15
Peatonalizan un carril sin uso de la Ronda Nord y otro será carril bici

Después de que durante la pandemia la Policía Local de València cerrara con vallas metálicas los carriles inutilizados de la Ronda Nord (para un futuro carril bus que nunca se puso en servicio), la concejalía de Mobilitat Sostenible del Ayuntamiento de València ha llevado a cabo estos días los trabajos de señalización permanente para convertir en zona peatonal este carril EMT-Taxi segregado.

La actuación se ha llevado a cabo de la zona norte de la avenida Hermanos Machado, entre la avenida Juan XXIII y la avenida Cataluña, por el que nunca ha circulado ninguna línea regular de EMT. Esto ha supuesto habilitar más de 3 km longitudinales de espacio para peatones, sumando en aproximadamente 3,5 metros el ancho de acera y, por tanto, el espacio que tienen los peatones para garantizar la distancia de seguridad recomendada por las autoridades sanitarias durante esta fase de desescalada por la crisis de la covid19.

La señalización se ha efectuado mediante pintura sobre calzada e instalando hitos, además de barreras de hormigón tipo «new jersey», en los accesos a este carril para asegurar que los vehículos no puedan acceder a él en sentido del tráfico.

En paralelo, los técnicos de Movilidad están ultimando la redacción del proyecto para corregir la situación de convivencia peatón ciclista sobre la acera de la misma avenida Hermanos Machado, mediante la bajada a calzada del actual acera bici construido «erróneamente» sobre la acera décadas atrás, explican. Para ello también se empleará el espacio del nunca utilizado carril EMT-Taxi —en esta ocasión de la mitad sur de la avenida Hermanos Machado— para sustituir el carril bici, recuperando la totalidad de la acera para los peatones entre las avenidas Juan XXIII y Alfahuir (los peatones disponen con el viejo reparto espacial exclusivamente de un tercio de la acera).

La actuación requiere de desplazamientos de báculos de semaforización, señalización y ligeras obras para garantizar la seguridad de todas las personas usuarias de la vía, por lo que se demorará unas semanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook