28 de junio de 2020
28.06.2020
Levante-emv

Los mercadillos vuelven el 6 de julio tras cuatro meses de parón

El turno de lunes reabre la actividad, que tendrá que adaptarse a las normas por la distancia de seguridad

28.06.2020 | 04:15
Los mercadillos vuelven el 6 de julio tras cuatro meses de parón

Los mercadillos regresarán a las calles de València a partir del próximo día 6 de julio. Mercado Central, Algirós y Russafa son los espacios a los que corresponde la celebracion en los mismos en las jornadas de lunes, para continuar, de este modo, con toda la semana.
Los mercadillos de venta no sedentaria se suman, de esta forma, a la nueva normalidad, aunque adpatado a las exigencias de seguridad de la nueva normalidad.

Así, en los mercados extraordinarios fijos y en el mercado periódico festivo de la Plaza Redonda se procedería a establecer dos sentidos de circulación del público mediante la colocación de unas balizas en medio de la calle. Asimismo los diferentes puestos de venta se separarán por medio de un plástico.

Se ha procedido a comprobar las dimensiones de los espacios de circulación entre los puestos de venta, resultando en todos ellos superiores a 1,50 metros, por lo que se considera que su montaje cumple las condiciones de seguridad exigidas para evitar los riesgos de contagio.

Además, en el mercado de la plaza Redonda se establecerán medidas de control del aforo, y en todos los mercados se supervisará el flujo del público para evitar aglomeraciones y asegurar el mantenimiento de la distancia de 1,5m entre clientes. Tendrá que hacerse uso de la mascarilla por parte de comerciantes y clientes durante todo el tiempo de permanencia en los mercados. Se evitará la palpación del género.

El concejal de Comercio del Ayuntamiento de València, Carlos Galiana, ha anunciado que el consistorio «mantendrá la suspensión de la tasa municipal hasta que dejemos atrás la situación actual».

«Desde el Ayuntamiento de València estamos trabajando para garantizar todas las medidas de seguridad necesarias en la vuelta a la actividad de los mercadillos de barrio. Todas las personas que se acerquen a partir del 6 de julio podrán estar completamente tranquillas respecto a esta cuestión y disfrutar de la experiencia de compra de forma segura», ha prometido Galiana.

Estos mercados han estado a actividad cero desde el decreto del estado de alarma. Y lo que iba a ser la suspensión habitual con motivo de las Fallas se ha convertido en una travesía en el desierto que será pues de casi cuatro meses. Hace unos días, el ayuntamiento aprobó una apertura de línea de ayudas sobre gastos realizados para aliviar la situación económica de estos vendedores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook