Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Soterramiento pendiente desde hace tres décadas

El Gobierno y el Ayuntamiento de València soterraron a finales de los años 90 las vías de la línea Valencia-Tarragona a su paso por los barrios del frente marítimo. El túnel se ejecutó desde el límite con Alboraia hasta la calle Ibiza, donde vuelven a aflorar las vías. La prolongación del túnel en el Grao y Moreras es una reivindicación histórica de la ciudad, fundamental para resolver la conexión de la Alameda y el Jardín del Turia con el frente marítimo. En 2015, el ministerio de Fomento presentó un estudio de alternativas para prolongar el túnel, que cinco años más tarde va a ser actualizado para definir el trazado y la financiación, en la cual el Gobierno reclama la participación de las administraciones locales por tratarse de una obra de mejora urbana que no es fundamental para el funcionamiento de la red de transporte ferroviario. El objeto del estudio informativo es analizar las distintas opciones de prolongación del túnel actual por su extremo sur en función del coste, funcionalidad, afección medioambiental y dificultad constructiva.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats