Los reyes de España están de visita en la Comunitat Valenciana. A primera hora de la mañana se han dado un baño en Benidorm, aunque no ha sido en la playa de Levante, sino de masas. En Alicante se han reunido con representantes del sector hostelero y hotelero, donde han mostrado su preocupación por el futuro económico de un sector esencial en la economía del país.

Al término de su visita a la capital turística de la Comunitat, los monarcas han puesto rumbo hacia València, donde está tarde presidirán la entrega de los galardones nacionales de innovación y diseño. No obstante, don Felipe y doña Letizia han sacado un momento de recreo para caminar por el Paseo de Neptuno, en la playa de Las Arenas de València.

Los reyes en Valencia: Felipe y Letizia pasean por Las Arenas y comen en La Pepica

En esta ocasión, la reina Letizia ha lucido el mismo vestido que en el acto matinal en Alicante, de corte elegante pero estival. En Benidorm los representantes de la Casa Real han disfrutado de un helado y en el 'cap i casal' han escogido uno de los restaurantes más insignes del Paseo Marítimo, La Pepica, para comer. Como no podía ser de otra forma, los monarcas han degustado una paella valenciana a escasos metros del mar.

Este local de arroces está acostumbrado a recibir a comensales famosos e ilustres y cuenta con el certificado B-Safe. El pasado mes se convirtió en el primer restaurante español acreditado como libre de coronavirus con esta enseña. Don Felipe, consciente de las medidas de seguridad que previenen la expansión y contagio del virus, se ha puesto gel hidroalcohólico nada más acceder al restaurante.

El rey emérito, Juan Carlos I, también ha disfrutado en alguna ocasión del arte arrocero de las cocinas de La Pepica, llegando a recibir una medalla de manos de Juanita Balaguer, cuyo apodo da nombre al local.