Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Parásito

Detectan en el Parc Central una garrapata transmisora del virus de Crimea-Congo

El Museu Valencià d'Història Natural confirma la presencia de una hembra del artrópodo con la muestra enviada por un vecino de Russafa

Detectan en el Parc Central  una garrapata transmisora del virus de Crimea-Congo

Detectan en el Parc Central una garrapata transmisora del virus de Crimea-Congo

El Museu Valencià de Història Natural ha detectado la presencia de una hembra de la garrapata Hyalomma lusitanicum en el Parc Central. Se trata de un artrópodo capaz de transmitir la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, que puede ser letal para las personas. Fue un vecino de Russafa quien sufrió la picadura hace unos días y el que se puso en contacto con Alberto Martínez Ortí, director del museo y miembro de la Unidad de Parasitología sanitaria de la Facultad de Farmacia de la Universitat de València.

«El examen del parásito confirmó que se trataba de un especimen de la familia de los ixódidos, abundante en la península ibérica, y también presente en la Comunitat Valenciana, aunque escasamente», señala Martínez. «Se trata de un artrópodo ectoparásito de mamíferos silvestres y domésticos, vector de enfermedades que pueden llegar a ser muy graves en las personas, como la babesiosis, borreliosis, turalemia y la más peligrosa la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, que transmiten las especies del género Hyalomma», explica Martínez desde Alginet, donde está ubicado el Museu de Història Natural desde que en 2012 se quedara sin su sede en la ciudad de València.

Tomar medidas preventivas

«Los vecinos y sus mascotas que visitan el parque deben ser conscientes del peligro de no tomar acciones preventivas», advierte Martínez, para quien las autoridades sanitarias «deben aplicar medidas urgentes para la desinfestación del parque mediante el uso de acaricidas, y los vecinos y sus mascotas que disfruten del parque deben utilizar repelentes, para evitar que les pueda adherir alguna». Martínez recuerda que año tras año se dan casos de fallecimiento por la picadura de estas garrapatas , que empieza a extenderse por Europa «siendo la principal protección la prevención».

Sin ir más lejos, el Centro Nacional de Microbiología confirmó hace unos días un caso de fiebre hemorrágica en Salamanca tras el análisis de sangre efectuado a un hombre con todos los síntomas. Tuvo que ser ingresado en el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca tras haber sufrido la picadura de una garrapata en una zona de pinares de la provincia salmantina a finales del mes de mayo.

El virus de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo tiene un 30 % de mortalidad, con un periodo de incubación de entre tres o cuatro días tras sufrir una picadura de garrapata infectada. Entre sus síntomas figuran la fiebre alta, sangrado por la nariz o por el tubo digestivo o grandes hematomas. La incidencia y distribución geográfica de las enfermedades transmitidas por vectores ha aumentado en las últimas décadas como consecuencia de un proceso que incluye el cambio climático, ecológico y social, con un mayor riesgo de exposición.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats