Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plan propuesto

El plan de Natzaret contempla un 20 % de viviendas protegidas

Desarrollo Urbano lanza el Plan Especial del barrio, con mayores dotaciones públicas, un gran eje peatonal en la calle Mayor, supermanzanas y un mercado nuevo en otra ubicación - El nuevo planeamiento estará 60 días en exposición pública

El plan de Natzaret contempla un 20 % de viviendas protegidas

La vicealcaldesa Sandra Gómez presentó ayer el Plan Especial de Natzaret, con el que se reordenará la trama urbana de este barrio de Poblats Marítims. Se trata de una revisión en profundidad del urbanismo de las próximas décadas para esta zona de la ciudad con la misión de revitalizarla, devolverle el esplendor de antaño y acabar con la degradación que asola buena parte de este distrito.

El nuevo planeamiento define la construcción de 3.955 nuevas viviendas (de las que muchas ya están construidas), frente a las 3.540 previstas en el ordenamiento anterior. El plan prevé destinar 795 de estas nuevas construcciones a vivienda «con algún tipo de protección», un 20,1 % de los nuevos inmuebles, «lo que representa un porcentaje de los más altos de la ciudad», aseguró la concejala de Desarrollo Urbano.

El Plan Especial de Natzaret, la primera de las 10 áreas funcionales que revisa por completo el Ayuntamiento de València para poner al día el Plan General de Ordenación Urbana de 1988, prevé hitos importantes, como la construcción de un nuevo mercado municipal que triplicará en tamaño el actual (que se derruirá para ser zona verde), el impulso de un eje de preferencia peatonal en la calle Mayor de Natzaret, la creación de una supermanzana peatonal en torno a la plaza de la iglesia y del nuevo mercado, la transición amable hacia la huerta de La Punta, la construcción de un nuevo Centro de Día y la transformación radical de la zona de Cocoteros, donde solo se salvará la antigua estación del tren.

El Plan Especial de Natzaret se ha redactado teniendo en cuenta la «València de 15 minutos» a la que aspira el nuevo ordenamiento urbanístico de la ciudad, es decir, que a una distancia a pie de 15 minutos el ciudadano encuentre todos los servicios que necesita de la ciudad. Esta primera versión del documento debe aprobarse ahora en el Pleno tras dar el visto bueno la Comisión de Urbanismo, y saldrá a exposición pública por un periodo de 60 días hábiles, el doble del habitual, para que los vecinos puedan alegar con garantías durante el periodo estival.

La vicealcaldesa Sandra Gómez espera que el Plan de Natzaret, que se combina con el Plan Especial Natzaret Sur (donde se construirá el Parc de Desembocadura y la ciudad deportiva del Levante UD), salga adelante sin demasiadas complicaciones «porque se ha trabajado mucho con las entidades vecinales del barrio».

La reordenación de Natzaret se ha dispuesto en cuatro zonas diferentes: Cocoteros, Moreras, Residenciales Sur y Castell de Pop. La primera área es la de Cocoteros que según Gómez ahora está «aislado del barrio». «En las casas antiguas no vive nadie y es un espacio muy degradado, con tráfico y consumo de drogas y además está desconectado del resto del barrio. Los vecinos pedían reiniciar la zona», defendió la vicealcaldesa. En el antiguo plan había un edificio de 15 alturas para esta zona, pero Gómez señaló que han «reseteado», y ahora se plantean 4 edificios de cuatro alturas, «que deja que el barrio pueda ver el río, no tienen efecto de pantalla y guarda continuidad con la calle Mayor del barrio, que será de preferencia peatonal». Lo único que se mantiene es la antigua estación del tren, que será un equipamiento público a determinar. Pequeños jardines se situarán en torno a las nuevas edificaciones. La zona que da al nuevo barrio de Moreras se mantiene como estaba previsto, con una gran torre de viviendas en la rotonda.

En la zona de Moreras, la antigua, se reordena por completo el planeamiento. «El actual mercado no les gustaba a los vecinos, ni dónde estaba ubicado ni el tamaño, porque es pequeño». Así pues se ha ubicado el nuevo mercado en el Camí del Canal y la edificabilidad de la zona se concentra en dos edificios. En el viejo mercado se libera la plaza, se convierte en un jardín, y se conectará con la plaza Cristo de Natzaret, «con lo que haremos una supermanzana en toda esta zona residencial», explicó la vicealcaldesa.

En la zona Residenciales Sur «va un buen número de vivienda pública, con un porcentaje más alto que de vivienda libre». «Además de desarrollar la vivienda pendiente, había que integrar la huerta, por lo que se proponen edificios entre 2 y 4 alturas, se elimina edificabilidad alrededor del cole, se recupera alguna alquería antigua y se hace una vía verde en el camino de la Punta que permitirá ver la iglesia de la Punta», describió Gómez.

En la zona de Castell de Pop se construirá un nuevo Centro de Día «que querían sí o sí dentro del barrio». «La solución es abrir espacios y generar una gran plaza en torno a la dotación pública generando una gran manzana. Habría que rehabilitar 2 alquerías protegidas, y el edificio que ya existe de Conselleria se levantaría otras dos alturas más para tapar la medianera», detalló.

Compartir el artículo

stats