Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

Ciudadanos avanza en su centralidad alcanzando acuerdos con el Rialto

El equipo de gobierno suscribe varias propuestas con la formación de Fernando Giner, que ha profundizado en su discurso moderado - Compromís, PSPV y Ciudadanos pactan mociones sobre el cheque escolar y un plan de ocupación para discapacitados

Sandra Gómez y Joan Ribó en un momento del pleno celebrado ayer en el Ayuntamiento de València. levante-emv

Llama la atención que el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de València, Fernando Giner, iniciara ayer su valoración del Pleno de València celebrando el acuerdo que había alcanzado con Compromís y PSPV en dos mociones, las referidas al cheque escolar de carácter universal y un plan de empleo para personas con discapacidad. En las dos pactaron un texto alternativo que cumplía las expectativas de los tres partidos, los del equipo de gobierno y el segundo más importante de la oposición. También lo intentaron, sin éxito, en el tema de la ocupación ilegal.

Giner recordó que su grupo llevaba al pleno «iniciativas que consideramos de gran utilidad para los ciudadanos», como el cheque escolar universal para todas las familias con niños de 0 a 3 años y un plan de empleo para las personas con discapacidad, «un ambicioso trabajo sobre el que creemos que llegaremos a un acuerdo exitoso con el equipo de gobierno».

Pero lo que podría ser una mera anécdota adquiere otro cariz cuando se analiza la evolución de Ciudadanos en el escenario político estatal, autonómico y local. De posiciones claramente escoradas a la derecha, la formación naranja ha vuelto a centrar de nuevo su discurso. En el Ayuntamiento de València el giro también es apreciable, con un Fernando Giner mucho más «colaborador» con el equipo de gobierno, con un discurso que, aunque no evita la crítica, sí rechaza el tono abrupto y el debate crispado. Y tratan de evitar «charcos», como el que se metió ayer Vox con una moción que pretendía retirar bancos con la bandera del arcoiris. A esto hay que sumar cierta sintonía de Giner con el alcalde, con el que se le ha visto muchas veces comentar asuntos en público, sin esconderse, e incluso es capaz de reconocer el trabajo bien hecho en algunos departamentos, como el reciente acuerdo por la Reconstrucción de la ciudad.

Un perfil moderado

Ayuda también el perfil de los nuevos concejales del grupo municipal en este segundo mandato, con ediles como Copoví (al que le han felicitado públicamente), Pardo o Gil con discursos más moderados.

Además Ciudadanos ha comenzado a acercarse al PSPV-PSOE considerablemente en los últimos tiempos, con el que ha pactado varias alcaldías. Aunque en el ámbito autonómico hay cierto nerviosismo en las filas de Compromís (socio de gobierno de los socialistas en la Generalitat), en el consistorio parece que la posición de la formación liderada por Ribó es cómoda, ya que no pierden la ocasión de agradecer al Ciudadanos los consensos alcanzados.

En todo caso, en las filas de Ciudadanos están convencidos de que su papel de partido bisagra es útil para la sociedad. Son capaces de llegar a acuerdos tanto a su izquierda como a su derecha, como ayer demostraron en una moción conjunta con el PP sobre el reparto de mascarillas para colectivos vulnerables que, por cierto, el equipo de gobierno enmendó.

Firme en impuestos y movilidad

Donde Ciudadanos se mantiene más firme es en dos cuestiones. La primera es la que se refiere a la carga impositiva sobre la ciudadanía, ya que al igual que el PP considera que el gobierno de Ribó tiene capacidad de aprobar mayores exenciones fiscales. Especialmente combativos han estado con la cuestión del impuesto de Bienes e Inmuebles, ya que afean al gobierno municipal su voracidad recaudadora.

La otra cuestión tiene que ver con la movilidad de la ciudad, donde más que alejados del modelo sostenible que impulsa el Govern del Rialto, están totalmente enfrentados con el concejal Giuseppe Grezzi y su manera de hacer política. En este sentido han encontrado una vía de agua en el Rialto con el fraude de la EMT, donde Narciso Estellés se ha mostrado especialmente combativo y pide constantemente la dimisión del gerente de la entidad de la que, por cierto, es trabajador en excedencia.

En la EMT, además, han encontrado complicidad con el PSPV, que esta semana aprobó junto a la comisión que se amplíe el periodo de consulta de los ordenadores con las actas de las sesiones y, por lo tanto, se alarga el periodo para presentar las conclusiones.

Compartir el artículo

stats