Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solo la desinfección de los juegos infantiles costará 3 millones al año

El ayuntamiento reprograma el gasto de la contrata de limpieza para hacer frente a la factura

Unos operarios desinfectan un parque infantil durante la pandemia.

Unos operarios desinfectan un parque infantil durante la pandemia. levante-emv

La factura que está dejando la pandemia de la covid-19 en las arcas del Ayuntamiento de València va a ser histórica. Además de las líneas de ayudas directas a las personas que están sufriendo de primera mano la crisis (autónomos, pymes, familias en dificultades y todos los colectivos vulnerables), bien sea a través de subvenciones o con la exención de impuestos, existen otro tipo de gastos que ha traído el virus. Uno de ellos se ha cifrado en 300.000 euros mensuales, y corresponde al coste que tiene la limpieza mensual de los juegos infantiles en la ciudad, que desde el pasado 17 de julio, por orden de la Conselleria de Sanitat Universal i Salud Pública, se han de desinfectar diariamente.

Mientras no exista una vacuna la pandemia será más o menos imprevisible, por lo que la limpieza diaria de estos juegos para los más pequeños será necesaria. «O eso o cerrarlos, una opción que evidentemente no nos podemos plantear», explicaba ayer el vicealcalde Sergi Campillo, titular además del área de jardinería y limpieza viaria. Repartidos en pequeños espacios de barrio y jardines de todos los tamaños, se calcula que la desinfección podría suponer un coste de unos 3 millones anuales y, teniendo en cuenta que la evolución de la pandemia no invita a ser optimistas a corto plazo, el consistorio se ha visto obligado a recalcular el gasto de algunas contratas para hacer frente a estas partidas extraordinarias.

«Es cierto que al suspenderse varias acontecimientos caros durante el año (las mismas Fallas), no hemos tenido unos gastos que ya estaban previstos, pero por otra parte este tipo de actuaciones son especialmente costosas», señaló Campillo. Por ello el consistorio, que en principio había encargado este trabajo a la contrata de jardinería, ha reprogramado lo trabajos para que los haga la de residuos urbanos, que cuenta con unos recursos de unos 76 millones de euros anuales y tiene más fácil reasignar sus partidas. El vicealcalde asegura que no afectará a otros servicios que realiza la contrata por el ahorro en grandes actos que ha tenido, pero en cambio descartó que siguiera Jardinería con estas tareas porque no contaba con un presupuesto tan elevado.

Así pues, Residuos Urbanos se encargará a partir de ahora de desinfectar diariamente todos los juegos infantiles de la ciudad en espacios o jardines de menos de 5.000 metros cuadrados, mientras que los que superen esta cifra seguirán siendo de competencia de Jardinería.

Por otra parte, y siguiendo con la tendencia de exonerar del pago de impuestos a aquellos colectivos más golpeados por la crisis, la Junta de Gobierno Local aprobó ayee que ningún vendedor de mercado ordinario tendrá que pagar de marzo a junio. «Liberamos de la carga fiscal a todos los que están afectados por la crisis, a quienes realmente se han visto perjudicados», explicó la vicealcaldesa Sandra Gómez. Hay que recordar que a los mercados extraordinarios ya se les aplicó una medida similar, aunque hasta final de año, dado que sus negocios tienen limitación de aforo.

Compartir el artículo

stats