Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hosteleros y vecinos se enfrentan por la figura del alcalde de noche

Broseta cree que esta figura nace "sin consenso ni participación" y lamenta no estar en la cita del lunes

La iniciativa del alcalde de València, Joan Ribó, de acelerar la figura del alcalde de noche para controlar el ocio nocturno ha vuelto a suscitar reacciones encontradas por parte de hosteleros y vecinos. La Federación Empresarial de Hostelería de Valencia ha recordado que esa figura es una iniciativa que presentó la federación en 2018, coincidiendo con la celebración en València del Congreso Nacional de Ocio Nocturno, bajo la forma de «Síndic de l'oci».

Se trataba de «una propuesta integral, capaz de atender no solamente la actividad nocturna de establecimientos como pubs y discotecas, sino todo lo referente al ocio en su globalidad, desde terrazas, festivales, eventos extraordinarios, y la actividad de pubs y discotecas». En el contexto de la actual crisis sanitaria, esta figura «podría ser muy importante para colaborar con el sector en la ordenación del ocio y actuar como sistema de supervisión y control a los establecimientos de ocio nocturno, para garantizar el cumplimiento de la normativa de prevención ante la covid-19», afirman.

«Queremos mostrar nuestro agradecimiento por la reanudación de un proyecto necesario para la ciudad de València y la importancia que puede tener para todos los agentes implicados en la actividad del ocio nocturno, un sector que se encuentra en estos momentos muy afectado a consecuencia de la actual crisis sanitaria», señalan.

Sin embargo, la presidenta de la Federación de Asociaciones Vecinales de València, María José Broseta, ha criticado que el alcalde, Joan Ribó, quiera tratar de esta figura en un encuentro que mantendrá el lunes con diferentes organizaciones empresariales y al que no ha sido invitada la entidad vecinal.

Broseta ha lamentado que esta figura «nace sin consenso ni participación», a propuesta de los hosteleros, y cree que «no servirá para dar una respuesta global y efectiva» a los problemas de ruido y botellón que giran en torno al ocio nocturno, a los que ahora se suma el riesgo de rebrotes de coronavirus.

La dirigente vecinal ha recordado que en el pleno de febrero de 2019 ya se aprobó la creación del Observatorio del Ocio y del Turismo, un organismo para establecer medidas que solucionen los problemas de convivencia en torno al ocio nocturno. «Sin embargo, nada se ha hecho», dice.

Compartir el artículo

stats