06 de agosto de 2020
06.08.2020
Levante-emv
Convenio

Acuerdo con los vecinos sobre el Observatorio del Ocio y el coronavirus

Aparcada la idea del alcalde de noche, el ayuntamiento avanza en la creación del nuevo organismo e incluye medidas contra la pandemia

05.08.2020 | 20:48
Representantes del ayuntamiento y de la Federación de Vecinos tras la reunión de ayer.

Después de la reunión del lunes con los hosteleros, los representantes del Ayuntamiento de València se reunieron ayer con la Federación de Asociaciones de Vecinos para abordar los problemas del ocio nocturno. Y al igual que en la reunión precedente, las conversaciones se ciñeron a la creación del Observatorio del Ocio y el Turismo, añadiendo, según los vecinos, cuestiones más inmediatas como por ejemplo la seguridad del ocio nocturno frente a la pandemia. Decae, por tanto, la opción de crear la figura del alcalde de noche, una especie de mediador con ciertos poderes que ya existe en muchas ciudades europeas y españolas.

La concejala de Espacio Público, Lucía Beamud, que presidió la reunión, expresó la «preocupación» del Equipo de Gobierno ante la situación actual de extensión de la pandemia «porque vemos que hay cada vez más casos de enfermos de covid-19». Por eso, «queremos impulsar una serie de medidas siempre desde el diálogo y el consenso», añadió la delegada, en la misma línea que ya señaló el alcalde Joan Ribó días atrás, sobre la importancia de propiciar iniciativas para prevenir y atajar la extensión de los contagios de cara tanto a proteger la salud de la ciudadanía, como a facilitar el sostenimiento de la actividad económica.

En la misma línea que señalaba el pasado lunes con las entidades empresariales de hostelería, la concejala ha subrayado «la importancia de poner en marcha el acuerdo alcanzado en pleno de febrero de 2019 sobre el Observatorio del Ocio y del Turismo, un observatorio muy importante porque puede encabezar el modelo que queremos tener de ocio turismo, para poder poner en marcha una serie de iniciativas muy importantes para la ciudad de València».

La reunión contó con la presencia de la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de València, María José Broseta, y varios miembros de la directiva de la entidad. El pasado lunes, la concejala se reunió con las entidades Fotur, Coordinadora de Ocio y Hostelería de València, y Federación de Hostelería CV.


Los vecinos, contentos

Por su parte, la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos y Vecinas, María José Broseta, que estuvo acompañada por el vicepresidente, Toni Pla, y por el coordinador de la mesa del ocio de la entidad, Toni Casola, acudió a esta cita «con el objetivo de abordar soluciones para mejorar la convivencia entre vecinos y vecinas y la actividad turística y hostelera de los barrios, además de la seguridad en estos momentos de pandemia».

Broseta se mostró satisfecha con el encuentro, el cual se produjo «en un clima de cordialidad y con ánimo constructivo por todas las partes».

Broseta explicó que la concejala ha manifestado su compromiso para poner en marcha el Observatorio del Ocio y del Turismo, tal y como aprobó por unanimidad el pleno municipal en febrero del pasado año como resultado de una moción impulsada por de la Federación vecinal.

El objetivo de este organismo, en el que estarían representados las concejalías competentes y representantes de los diferentes colectivos sociales (vecinos, hosteleros, comerciantes, etc) sería «recabar datos de la situación del ocio y del turismo en la ciudad (número de permisos concedidos de locales, de terrazas, número de apartamentos turísticos, zonas de botellón, etc) para a partir de ahí proponer medidas encaminadas a mejorar la convivencia y hacer un seguimiento de su efectividad».

Según se acordó en la reunión, será a partir de septiembre cuando se empezará a desarrollar el reglamento de funcionamiento del Observatorio, así como sus integrantes y su coordinador.

Durante la reunión, Broseta destacó la importancia y la necesidad de alcanzar un gran acuerdo sobre movilidad peatonal y espacio público en tiempos de coronavirus, con el objetivo de despejar las aceras lo máximo posible de terrazas, si es necesario fomentando su ubicación en la calzada, aunque esto suponga eliminar alguna plaza de zona azul: «El espacio de la ORA no es inamovible y si una terraza se puede bajar a la calzada para liberar espacio peatonal en las aceras, hay que hacerlo porque lo importante es que las terrazas no limiten el espacio peatonal», dijo Broseta.

Por otra parte, los vecinos han considerado necesario también abrir un debate sobre la seguridad en el ocio nocturno encaminado a estudiar alternativas para reducir el riesgo de brotes de coronavirus.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook