Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mejora

El Palmar despide los viejos postes de telefonía

Las obras de desbroce para la instalación de fibra óptica, que los vecinos reivindican desde hace tiempo, acaban con un vestigio del pasado

Los postes han acabado definitivamente derribados.

Los postes han acabado definitivamente derribados. alcaldía palmar

Los accesos al Palmar han sido ocupados en los últimos días por máquinas desbrozadoras y se han llevado por delante un vestigio obsoleto de otra época: el clásico poste de línea telefónica. Pero es el paso indispensable para que la población tenga a su alcance la fibra óptica, como en su día les llegaron, más tarde que a muchos otros, el agua potable o la electricidad.

Las máquinas desbrozadoras han ido eliminando los viejos palos como paso previo antes de que la línea sea modificada, con un proyecto más a largo plazo para que sea soterrada en su totalidad. En la coyuntura actual, estas instalaciones son ya «de otra época» después de haber formado parte del paisaje durante décadas, tal como sucede con los dedicados al paso del fuido eléctrico.

«El cableado va por fases y esta es una de ellas. No queremos dar una fecha exacta porque con estas cosas siempre pueden surgir imprevistos, pero quisiéramos que en otoño ya estuviera completo. La fibra óptica, además, es una necesidad que ya es básica para los habitantes del Palmar» reconocía el alcalde pedáneo, Ernesto Peris. Los propios vecinos también lo reclaman por la nueva necesidad del teletrabajo «y por las propias necesidades que existen ya a estas alturas con la fibra óptica. Ahora mismo ya es un servicio básico». Los cables estaban en no pocos tramos, prácticamente semiocultos por la selva y ahora hay que proceder a su retirada como paso previo.

Espacio protegido

Sin embargo, las máquinas sólo han podido entrar después de salvar las trabas burocráticas «y la verdad es que las instituciones le han puesto mucho interés en dar los permisos lo antes posibles. Tanto la Consellería de Medio Ambiente como el Ayuntamiento, Carreteras y la propia Telefónica». No en vano, el acceso al Palmar se distingue del resto del mundo porque «para llevar a cabo una acción hay que tener mucho cuidado con todo porque es un parque natural. En cualquier rincón de donde se está trabajando podía haber o un nido de aves o una especie de flora protegida».

Tras la instalación de la fibra y la migración de los usuarios, el Palmar debería tener ya disponible un servicio que en cualquier otra parte de la ciudad está instalado desde hace años.

Compartir el artículo

stats