El alcalde de València, Joan Ribó, reclama que se recupere «de una vez por todas» el proyecto de Costas para regenerar las playas del sur de la ciudad, con una inversión que supera los 28 millones. En una entrevista con Efe, el alcalde resaltaba ayer que un reciente estudio municipal ha constatado que en apenas diez kilómetros de esas playas se ha perdido, entre 2015 y 2020, 427.498 metros cúbicos de arena, por lo es «imprescindible» su defensa y así se lo ha trasladado a la ministra de Medio Ambiente, Teresa Ribera. En julio de 2019, la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar anunció que planeaba el vertido de cerca de 3 millones de metros de arena en las playas de L'Arbre del Gos, El Saler y La Garrofera, en el sur, para recuperar la línea de costa del año 1965. Todo sigue paralizado y la regresión del litoral continúa y podría afectar al cordón litoral que separa la Albufera del mar, por lo que Ribó, que reconoce que se mantienen mejor las playas en las que hay dunas, reclama «que se concrete de una vez por todas».

Ayer, en el que para muchos fue el último domingo antes del regreso al trabajo, playas de la ciudad estuvieron más desapacibles de lo normal por el mar picado, aunque se eludió la amenaza de lluvia.