Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mejoras

La plaza del Ayuntamiento tendrá más sombras, bancos y juegos infantiles

Mobilitat confirma que está pendiente una segunda fase de la actuación en los 12.000 m2 peatonalizados - No concreta plazos aunque la solución más factible sería usar pérgolas

El asfalto cobrizo domina gran parte de la superficie. e. ripoll

La concejalía de Mobilitat Sostenible reiteró ayer que el actual aspecto de la plaza del Ayuntamiento, con su pavimento cobrizo predominante, no es el definitivo y que la superficie peatonalizada contará con nuevos elementos decorativos de mobiliario urbano, además de juegos infantiles, sombras y elementos estanciales.

Ya lo anunció el pasado mes de mayo el concejal Giuseppe Grezzi justo antes del inicio de las obras de urbanismo táctico para peatonalizar la plaza y fuentes de su departamento reiteraron ayer que aquella previsión sigue en pie. Se trata de la segunda fase que Mobilitat Sostenible tiene previsto ejecutar en la plaza, aunque no concretaron los plazos para ejecutarla. Se espera, no obstante, que sea en las próximas semanas. Con todo había que esperar a que desde la concejalía de Desarrollo Urbano llevaran a cabo la repavimentación de la mayor parte de la superficie de la plaza con un alquitrán con áridos rojizos, cuyo color trata de emular al de las baldosas de mármol que se instalaron en las aceras durante la época del PP.

Hay que recordar que el diseño de la nueva plaza del Ayuntamiento fue realizado por el equipo valenciano de paisajistas y arquitectos de La Paisatgeria, que además obtuvo el aprobado por la comisión municipal de Patrimonio.

En la primera fase se instalaron los elementos de mobiliario urbano que delimitan el espacio público ganado con la peatonalización y que sirven también de protección del carril bus que cruza la plaza desde la calle Sant Vicent hasta Marqués de Sotelo por delante del Rialto, el Ateneo Mercantil y Correos. En total se colocaron más de 200 maceteros y jardineras con vegetación y arbolado, una inversión de 180.000 euros muy criticada por la oposición por la estética de los mismos.

Pero La Paisatgeria también contempló una segunda actuación que servirá para llenar de contenido las zonas peatonalizadas y mejorar la calidad urbana del espacio. Esta segunda fase es la que está pendiente de ejecutar y en la que se prevén juegos infantiles, sombras y elementos estanciales, como bancos para sentarse. Se desconoce el coste de lo que supondrá esta actuación, al igual de cuándo se llevará a cabo. También están pendientes de instalar unas banderolas grandes que anunciaban la nueva zona peatonalizada y que forman parte del Pla Respira València Centre.

Lo cierto es que la segunda fase para dotar de zonas de sombra y elementos de descanso a la plaza del Ayuntamiento se ha convertido en una cuestión esencial tras el resultado de la repavimentación de los 12.000 metros cuadrados ganados para el peatón. Toda esa superficie que antes utilizaban los vehículos ha pasado a ser para disfrute de la ciudadanía, que comienza a ser consciente del gran salto cualitativo que se ha dado en este aspecto. Ahora es cuando surge la necesidad de aprovecharlo.

La semana pasada la Asociación de Comerciantes València Centre reclamó que se dotara de zonas de sombra a los nuevos espacios peatonalizados en la ciudad, una cuestión que también comparte el movimiento vecinal. Como se están impulsando actualmente actuaciones de urbanismo táctico, en las que prevalece una recuperación rápida y barata del espacio público, no se prevé plantar arbolado. Por lo tanto la solución más factible es la de instalar de pérgolas que puedan ser desmontables cuando haya eventos de gran concentración de personas.

Compartir el artículo

stats