Ni siquiera una pandemia sin precedentes, la peor en el último siglo, ha sido capaz de frenar la determinación del pueblo de Benimàmet, que está a punto de conseguir las firmas necesarias para convertirse en Entidad Local Menor. En 1882 renunció a la gestión de sus propios recursos para unirse a València, con la intención de que el potente Cap i Casal le ofreciera mayores y mejores servicios que si lo hacían de manera independiente. 138 años después, la ciudadanía de Benimàmet ha decidido recuperar gran parte del autogobierno perdido. Quieren tener su propio alcalde, un equipo de gobierno que represente la realidad actual de este Poble de l'Oest y un presupuesto propio. Habrá cuestiones que no podrán dirigir, como la Policía Local, los servicios de Bienestar Social o Cementerios, pero están convencidos que serán un pueblo más fuerte y cohesionado bajo la fórmula de la Entidad Local Menor.

Debido a la incidencia de la pandemia en los procesos administrativos, la Junta de Gobierno Local de València, en un gesto de generosidad política, amplió hace unos días hasta el 23 de octubre el plazo para recoger las firmas necesarias para activar el procedimiento que les llevará a convertirse en Entidad Local Menor. El censo de votantes a 31 de diciembre de 2019 era de 9.138 personas mayores de edad. Para alcanzar mayor cuota de autogobierno bastaría, en realidad, una mayoría simple que lo expresara (es decir, más síes que noes), pero la comisión gestora de este proceso quiere hacer «una demostración de fuerza» y alcanzar la mayoría absoluta del censo. «Estamos a punto de lograrlo», se felicita el actual alcalde pedáneo, José García-Melgares, uno de los miembros de la comisión junto a las distintas entidades vecinales y sociales del pueblo y los partidos políticos. No quiere dar cifras, pero tras mucho insistir reconoce que estarán en torno a las 4.400, es decir, están a unas 200 rúbricas de lograrlo.

En Benimàmet parecen ir todos a una, y no hay que olvidar que el Pleno del Ayuntamiento de València también ratificó la voluntad de Benimàmet con una moción unánime. «Hay que agradecer la colaboración de la Junta de Gobierno y de la concejalía de Pobles, que en todo momento nos están facilitando que se convierta en una realidad la petición histórica de los vecinos de constituirnos como Entidad Local Menor», se sincera Melgares.

Un objetivo ambicioso

Así pues, a algo menos de dos meses para que se cumpla el plazo marcado por el Ayuntamiento de València de presentación de alegaciones para el inicio del expediente de la Entidad Local Menor, Benimàmet roza la mayoría absoluta del censo electoral. Todo un hito, sin duda. En las próximas semanas deben rematar la faena con las firmas que faltan, que deben estar completamente validadas y ratificadas por la Junta Municipal de Distrito. «Confiamos en llegar a las 5.000 firmas, somos ambiciosos y hay que agradecer a los vecinos, a las entidades vecinales, a las sociales o comisiones de fiesta su alto gran grado de implicación», explica el alcalde pedáneo, quien explica por qué han optado por la mayoría absoluta de apoyos. «Según el procedimiento legal de 1985, al que nos hemos acogido para llevar convertirnos en Entidad Local Menor gracias al escrito que presentó Pepe Simó en su día, nos haría falta la mayoría simple, pero en 2010 cambió el reglamento de la Generalitat y, para que no haya dudas, vamos a por el objetivo de la mayoría absoluta. Es un muestra de la fuerza del pueblo», señala José García-Melgares.

La comisión de trabajo para la ELM, constituida en 2018 en la Junta Municipal de Distrito, prefiere no relajarse en este tramo final para lograr su objetivo. «En agosto hemos descansado porque había mucha gente fuera, pero vamos a volver a salir a recoger firmas con fuerza en septiembre, porque hay que rematar el trabajo hecho», señala el alcalde pedáneo.

Y después a negociar

Una vez recogidas las firmas necesarias, el Ayuntamiento de València retomará el procedimiento que nunca se llegó a desarrollar en 2008. Así pues, el expediente con todos los informes municipales necesarios se trasladará a la Generalitat Valenciana que, en última instancia, es la que deberá declarar a Benimàmet Entidad Local Menor. Será un proceso largo, de al menos unos 6 meses a partir del 23 de octubre de 2020. Mientras, el consistorio deberá negociar con la comisión de trabajo en qué condiciones se basará el autogobierno. Pero eso todavía está demasiado lejos?