El presidente del Comité de Empresa de la EMT Gabriel de las Muelas consideró «muy peligroso» el plan previsto en la futura Avenida de Pérez Galdós, donde los autobuses compartirán el mismo carril con patines y bicicletas. «Es una barbaridad que un autobús de 12 toneladas circule al mismo tiempo que una bicicleta o un patinete», subrayó. Por ello, reclamó barreras físicas de separación y «carriles diferenciados y seguros para los autobuses y las bicis» porque según el proyecto de planta viaria, «las bicis y patinetes discurrirán por el carril más cercano a la acera». «Esto es un peligro -dice De las Muelas- para las subidas y bajadas de los pasajeros del autobús ya que, en especial, en la puerta trasera, puede haber colisiones y atropellos de bicis y patinetes a los pasajeros que bajan del autobús». El representante de los conductores puso como buen ejemplo la Avenida de Primado Reig «donde conviven las diversas formas de movilidad».

Por su parte, la presidenta de la Federación de Asociaciones Vecinales de València, María José Broseta, también incidió en la cuestión de disociar los carriles de autobús y bicicleta. «Sobre todo, porque incluso sin querer, pueden producirse accidentes graves». Abogó por ello en poner algún tipo de tope o banda sonora que separe una y otra. «Debemos tener en cuenta que la cultura del transporte sostenible ha llegado en poco tiempo y aún nos falta educación vial en ese sentido. A todos: conductores, ciclistas, peatones...». Broseta dió por buena la reforma «porque además parece claro que cuenta con el visto bueno de los vecinos del barrio». Pero hay aspectos en los que, como federación, sí que incide porque son comunes a otras zonas de la ciudad reformadas.

Y en ese sentido destacaba «la cuestión de las aceras. Está muy bien que se amplíen. Pero si eso se hace para llenarla de objetos y se convierte en una carrera de obstáculos, entonces igual vale la pena dejarla más estrecha. Es decir, esperamos que las aceras sean verdaderamente para los pearones y que puedan desenvolverse bien por ellas. Por lo demás, parece que la reforma dejará un bulevar bonito y más tranquilo», finalizó.