Dos mil personas, entre candidatos de nuevo cuño y otros que ya saben lo que es pertenecer al cuerpo de agentes, iniciaron ayer el largo proceso para alcanzar una de las 185 plazas de Policía Local de València que ha convocado el ayuntamiento. En esta ocasión se trataba prácticamente de un trámite: la comprobación de que se alcanzan los 1,65 metros en los hombres, y 1,60, en las mujeres. Nada en comparación a los meses y meses de preparación teórica que han debido llevar a cabo los aspirantes para superar los siguientes seis obstáculos que se les presentarán por el camino durante año y medio.

Ayer acudieron los primeros 170 aspirantes y este particular desfile matutino se prolongará hasta el día 16. El ayuntamiento lo ha definido, porque los números así lo atestiguan, como «la oposición más numerosa de los últimos 25 años» y pemitirá empezar a acabar con la carencia de agentes que acusa el consistorio en los últimos años y que está calculada en 400 agentes, que se ha ido agravando en los últimos años con el adelanto de la edad de jubilación a 59 años y que, por ejemplo, el pasado año supuso la retirada de 136 componentes del cuerpo.

La falta de agentes ha sido un motivo de intercambio de reproches entre equipo de gobierno y oposición, puesto que los primeros echan la culpa al PP de no haber hecho ninguna convocatoria y de que el endeudamiento del consistorio lo hubiese impedido mientras que ellos sí que llevan ofertando desde 2015. Así lo decía ayer la concejala de Gestión de Recursos, Luisa Notario, mientras que el PP lleva tiempo recordando que, tras cinco años de gobierno, las incorporaciones son mínimas.

El edil de Policía Local, Aarón Cano, tampoco escatimaba críticas. «Hay que recuperar una plantilla mermada por las nefastas políticas de recortes llevadas a cabo por el gobierno del PP».

El gobierno municipal del PP impuso una sequía importante en cuanto a la creación de plazas en policía, siendo la última en la OEP del curso de 2006, y correspondiendo a 147 plazas comenzando el primer ejercicio del concurso-oposición el 01/04/2008 finalizando en julio del 2009.

En el futuro, 137 más

Notario destacó que entre otras muchas funciones las nuevas incorporaciones permitirán reforzar patrullas y grupos especiales como el GAMA, que lucha contra la violencia de género en València. «Con los diversos procesos de oposiciones estamos dotando tanto a los servicios municipales -como a la Policía Local- de los recursos necesarios para ofrecer a la ciudadanía el mejor servicio posible, más aún si cabe en un momento en el que el trabajo de esos servicios tiene un papel aún más importante por el actual contexto de crisis sanitaria, económica y social».