La junta de gobierno del Ayuntamiento de València aprobará hoy la desestimación del recurso de reposición interpuesto por la Asociación Per L´Horta contra la aprobación, por parte del consistorio, en abril pasado del proyecto de «medidas correctoras para la recepción municipal de la zona de actividades logísticas (ZAL) del puerto de València». Dicho proyecto incluye las reparaciones de los numerosos desperfectos, como pavimentos en mal estado, alumbrado inutilizado y señalización o jardinería deteriorada, que presenta la ZAL acabada en 2005 pero aún sin uso. La reparación de desperfectos en un trámite imprescindible para que el ayuntamiento asuma el mantenimiento y el puerto pueda empezar a comercializar y usar este espacio estratégico de coste millonario.

El plan especial de la ZAL fue suspendido parcialmente por el Tribunal Supremo. La Generalitat aprobó en diciembre de 2018 el nuevo plan especial de la ZAL, que incorpora mejoras ambientales, como un corredor verde, con objeto de que el puerto pueda dar uso a este espacio, construido en su día sobre terrenos de huerta. Un nuevo plan especial que Per l´Horta volvió a recurrir en octubre de 2019. La asociación pidió en consecuencia la suspensión de las obras de mejora y reparaciones en la ZAL entretanto se resuelve el contencioso, algo que ahora ha desestimado el ayuntamiento. Per l´Horta anuncia que una vez agotada la vía administrativa acudirá a los tribunales. El ayuntamiento aprobó en abril de este año, tras varios meses de negociación, la propuesta de subsanación de desperfectos de la Autoridad Portuaria de València para poder recepcionar las obras de urbanización y asumir la conservación de la ZAL. La Entidad Estatal de Suelo, aprobó en junio pasado, una vez el ayuntamiento dio el visto bueno, la contratación de las obras de subsanación de deficiencias de la ZAL de València, por un importe de 5,3 millones de euros y un plazo de ejecución de 10 meses. Per l´Horta aduce que las reparaciones en la ZAL supondrían «la destrucción definitiva de las posibilidades de recuperación del suelo agrícola de La Punta como espacio natural público». La plataforma argumentó que el proyecto impugnado «no tiene actualmente cobertura jurídica, por lo que no resulta procedente su aprobación, ni tampoco la recepción de las obras de urbanización por parte del ayuntamiento». Responde el ayuntamiento que la petición de Per l´Horta no se justifica porque no se está aprobando un nuevo proyecto de urbanización sino la subsanación de los desperfectos en los terrenos ya urbanizados. Añade que la ejecución de las mejoras no suponen irreversibilidad ni alteración física puesto que los terrenos ya están urbanizados.

Per l´Horta impugnó en octubre de 2019 el nuevo plan especial de la ZAL ante los tribunales y reclamó la suspensión de las actuaciones al entender que las administraciones implicadas en el proyecto de la ZAL «no han acatado las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de 2013, confirmada después por el Supremo en 2015, que anulan el plan especial original y obligan a iniciar el proyecto de la ZAL desde cero, retrayéndose a la consideración del suelo de La Punta como suelo agrícola no urbanizable y realizando las pertinentes declaraciones de impacto ambiental.