Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un hotel y la mejora de las terrazas de Neptuno también chocan con Costas

Los hosteleros de las Arenas alegan para ampliar el paseo y los usos y poner más vegetación, pero no dunas

Bañistas con los restaurantes y arrocerías típicos del paseo de Neptuno al fondo.

Bañistas con los restaurantes y arrocerías típicos del paseo de Neptuno al fondo.

Los dueños de los chiringuitos de la playa de la Malva-rosa no son los únicos a los que les inquietan, tal como publicó ayer este diario, las reticencias de la Demarcación de Costas (Ministerio de Transición Ecológica) a los usos terciarios (hoteles y restauración) en la zona de dominio público marítimo-terrestre. Costas ve incompatible dicho uso y ha requerido al ayuntamiento para que lo elimine del plan especial del Cabanyal,en fase de alegaciones.

La Asociación de Empresas de Hostelería de la Playa de las Arenas, que agrupa a los restaurantes y hoteles que hay entre la Marina de València y el hotel de las Arenas, confía en que los reparos que nuevamente Costas pone a los usos en las playas valencianas no den al traste con las peticiones que han planteado al plan especial del Cabanyal ni con los nuevos proyectos de hoteles previstos en el paseo, como el establecimiento de cuatro estrellas que impulsa el grupo Recaba (Marina Beach Club) junto al actual hotel gran lujo de las Arenas y en trámite de concesión de licencia municipal de obras. «Los hoteles dan protagonismo y atractivo» a los poblados marítimos, asegura el presidente de los hosteleros de las Arenas y dueño del hotel Neptuno, José Miguel Bielsa, quien recalca que «al turismo en esta zona hay que cuidarlo y darle valor ,no obstaculizarlo y más ahora con el coronavirus».

"Los hosteleros creen que el plan del paseo marítimo, aprobado en los años 90, ha quedado obsoleto y es muy restrictivo en los usos"

decoration

Los hosteleros creen que el plan del paseo marítimo, aprobado en los años 90, ha quedado obsoleto y es muy restrictivo en los usos. No permite las tiendas ni servicios como un cajero automático o una farmacia. «Esta playa es muy mejorable y está infrautilizada», recalcan. Los empresarios de hostelería quieren que el nuevo plan de renaturalización con dunas y más vegetación que impulsa Joan Ribó y que se incluye en el plan especial del Cabanyal tenga en cuenta sus necesidades. Y dentro de estas destacan la urgencia de ampliar las terrazas ganando terreno a la franja de arena, de más de 300 metros de anchura en la playa del Cabanyal y que, año tras año, crece como consecuencia del basculamiento de la costa por el efecto barrera del puerto.

Los hosteleros de las Arenas han vuelto a presentar alegaciones en la segunda fase de exposición pública del PEC para que se cree un paseo «más acorde a nuestro tiempo».

El actual tiene casi 30 años, está anticuado, es demasiado rectilíneo y poco agradable para pasear», recalca Bielsa, quien cree que introducir más vegetación, ampliar el paseo y mejorar los recorridos peatonales es el camino, aunque rechaza las dunas que propone Ribó. «Las dunas no caben en una playa urbana. El primer temporal se las llevaría porque no son un elemento natural. Además, si nos ponen dunas de dos metros de altura delante se acabaron las vistas y las terrazas».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats