Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El vacío de poder en la EMT obliga al alcalde a implicarse para resolver la huelga

UGT reclama a Grezzi que se siente a negociar mientras se anuncian paros semanales de 12 horas diarias desde el próximo 7 de octubre

Trabajadores concentrados en las cocheras de la EMT.

Trabajadores concentrados en las cocheras de la EMT.

La huelga en la EMT se agrava y los ciudadanos son los principales perjudicados. Ayer los autobuses salieron de las cocheras con hora y media de retraso, lo que volvió a dejar a decenas de usuarios esperando en las paradas de toda València. Desde el próximo 7 de octubre, una vez a la semana, los paros serán de 12 horas diarias, en 3 turnos de 4 horas, porque las negociaciones están estancadas y sin acuerdo, como se demostró ayer en la reunión del Tribunal de Arbitraje Laboral (TAL), entre el Comité de Empresa y la compañía.

Mientras, el secretario general de la UGT-EMT Adolfo Cruz exigió que sea el alcalde Joan Ribó quien lidere la negociación para desbloquear el conflicto ya que el presidente de la compañía Giuseppe Grezzi «no es capaz de desbloquear esta situación» y la destitución del gerente ha provocado «un vacío de poder».

Adolfo Cruz subrayó que «es el Consejo de Administración de la EMT -donde tienen mayoría Compromís y el PSOE-, y el Ayuntamiento de València, los que tienen que solucionar este problema». «El gerente -el exdirector Josep Enric García- ya hizo su trabajo, y firmó un preacuerdo de convenio con los trabajadores en marzo que iba a ser aprobado en el Consejo de Administración de julio pero que se quedó sobre la mesa hasta septiembre y sigue sin ratificarse».

Ayer, el propio Joan Ribó declaró a Levante-EMV que está dispuesto a implicarse «al nivel que sea, pero creo que es importante que los sindicatos entiendan que estamos en una situación que es excepcional», expuso. «Si no hubiera habido coronavirus, este convenio estaría firmado y muchas de las demandas estarían ya avanzadas», comentó. En esta línea, declaró que en estos momentos el Ayuntamiento «tiene una serie de necesidades y una disminución muy grande de recursos». Luego recordó que en la EMT la pandemia ha provocado «una merma del 50% de los ingresos» lo que ha obligado «a pedir un crédito de 27 millones». Con todo, dijo que «lo resolveremos» porque Grezzi está también buscando «soluciones».

Ciudadanos pide intervenir la firma y el PP fuerza un consejo extraordinario

 El portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de València, Fernando Giner, reclamó ayer la intervención urgente de la EMT por parte del consistorio y aseguró que el presidente de la empresa, Giuseppe Grezzi, «no está capacitado para presidirla». «Vamos a ser muy firmes con que la EMT sea intervenida. Se tiene que aplicar ‘un 155’», manifestó Giner, quien añade que el gerente en funciones «no tiene currículum para poder gestionarla tampoco». Por su parte, el PP, apoyado por Cs y Vox, forzó la convocatoria urgente del consejo de administración de la EMT para exigir a Grezzi responsabilidades políticas por «su nefasta gestión y por los fallos» que pudieron dar lugar al fraude de 4 millones y para evaluar «la situación de desgobierno de la empresa» tras el cese del gerente.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats