València tiene el 18% de calles peatonales, según la OCU.

València lidera el ranking de kilómetros de calles peatonalizadas entre las grandes capitales de España, sólo por detrás de Bilbao e igualada con Barcelona. Según un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el 18% de la longitud de las calles valencianas está reservado a los peatones, sólo dos puntos por debajo de la capital vasca y muy por delante, por ejemplo, de Madrid, donde apenas llegan al 4%. La OCU considera que la peatonalización, combinada con el uso del transporte público y los carriles bici, debería ser un pilar fundamental de las políticas municipales de movilidad sostenible. Primero, porque es una medida básica para la pacificación del tráfico. Segundo, porque contribuye a reducir la contaminación y el ruido. Y tercero, porque en las circunstancias actuales reduce el riesgo de contagio por la covid, ya que facilita los desplazamientos al aire libre y la separación entre los peatones.

Por eso, la OCU propone aumentar la amplitud de las aceras, así como el porcentaje de calles peatonales, tanto en el centro de la ciudad como en el extrarradio, siempre y cuando se facilite el acceso a los vehículos de los residentes, se impulse el transporte público y los carriles bici en las calles aledañas, y se limite el uso comercial de las aceras en favor de un uso lúdico y cultural.

Según el estudio, Bilbao (20%), Barcelona (18%) y València (18%) son las grandes ciudades con un mayor porcentaje de vías y ejes peatonales respecto al resto de calles. Mientras, Madrid y Palma apenas suman un 4%. Es decir, mientras que en Bilbao, Barcelona y València, uno de cada cinco kilómetros de vía pública es totalmente peatonal, en la capital de España apenas lo es uno de cada veinticinco.

Más concretamente, tal como publicó Levante-EMV con motivo de la inauguración de la reforma urbana de la plaza de Agustín, el proceso de peatonalización de la capital de la Comunitat Valenciana se ha extendido también «a muchos barrios de la ciudad, no solo al centro», según explicaba la vicealcaldesa Sandra Gómez. «En 5 años, se han recuperado para los ciudadanos más de 123.000 m2 y se han peatonalizado más de 30 plazas y calles», decía. Esa cifra incluye los 12.000 m2 de la plaza del Ayuntamiento y los 300 m2 de San Agustín, que acaban de ser efectuados bajo el modelo de urbanismo «táctico» a expensas de la reurbanización definitiva de ambos espacios. La superficie convertida en peatonal en València en este tiempo equivale a 18 campos de fútbol. Amén de esos espacios más singulares, en los barrios, indicaba Gómez ,se han convertido en peatonales otras plazas como: Rojas Clemente, Lorenzo de la Flor, Rosario, Pintor Segrelles, Arzobispo Olaechea o San Sebastián. A todo ellos, se añadirán próximamente la Plaza de la Reina, cuyas obras ahora parecen desatascarse por fin, tras adjudicarse la dirección al arquitecto José María Tomás. Y el conjunto del Mercado-Ciudad de Brujas, cuya transformación urbana comenzará a principios del año que viene. Todas estas actuaciones forman parte del plan de la «València , Ciudad de plazas», que pretende recuperar las grandes ágoras como espacios de convivencia y disfrute de los ciudadanos.

Paralelamente, las capitales con un alto porcentaje de peatonalización, como Barcelona, València y Sevilla son también las que reúnen una mayor ratio de kilómetros de carril bici, según otro estudio de OCU.