Miembros de la candidatura que València va a presentar para la organización de los Juegos Olímpicos Gais (“Gay Games”) del año 2026 han expuesto el proyecto ante el Consejo Superior de Deportes (CSD).

    A la cita ha acudido la concejala de deportes Pilar Bernabé, acompañada de Antonio Bernabé, director general de Visit Valencia, para explicar la estrategia de cara a conseguir la organización de este acontecimiento.

    Pilar Bernabé ha agradecido el apoyo del Gobierno y ha explicado que el encuentro ha servido para exponer lo que este proyecto "podría aportar al deporte valenciano y español en materia de legado y de inclusión".

    Según la concejala "esta reunión es una demostración del apoyo de todo un país para que la ciudad de València sea la capital mundial del deporte inclusivo y LGTBQ+ en 2026".

    Bernabé ha resaltado que el acontecimiento "situará a València como referente del deporte inclusivo y tendrá un impacto económico de 130 millones de euros", al contar con la presencia de 15.000 participantes y 100.000 visitantes. 

Un impacto millonario

La última edición de estos juegos olimpícos gays se disputó en París, en 2018, y la próxima está programada para 2022, en Hong Kong, tal como informa la también teniente de alcalde. València se ha postulado como sede para la 12ª edición, que se disputará en 2026. «Si nos seleccionan habría que construir o habilitar una ciudad olímpica -The Gay Games Village- porque acogeríamos a entre 10.000 y 12.000 deporistas, y a 2.000 más en los actos culturales y musicales que se celebran como complemento al programa deportivo».

Si finalmente se seleccionase a la capital de la Comunitat Valenciana para acoger esta gran cita, Bernabé señala que tendría un gran impacto económico. En la edición de París 2018, los organizadores hablaron de unos ingresos totales de 117.9 millones de dólares. La economía de la ciudad recibió 72,7 millones en hoteles, gastronomía y entretenimiento, viajes y turismo.

Reunión de la candidatura valenciana con el Consejo Superior de Deportes.