La Asociación Vecinal San Isidro denunció ayer la presencia de picudo rojo en una de las palmeras monumentales de la calle de Pau, un ejemplar de importante tamaño y porte que ya presenta visibles síntomas de estar atacado por este insecto. Desde el pasado jueves se ha alertado al Ayuntamiento, aseguran, pero «a día de hoy aún no se ha observado presencia de técnicos municipales en la zona, observándose cada día como el penacho que corona la palmera va decayendo día a día».

La palmera se ubica en el entorno de la calle de Pau, frente al número 19, y en el mismo espacio existe un pequeño palmeral, que junto al de la iglesia de San isidro, se encuentra ahora mismo amenazado por este insecto.