Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La depuradora que aliviará a Pinedo costará 60 millones y se iniciará dentro de 2 años

La nueva planta, que podría ubicarse entre Torrent, Alcàsser y Picassent, evitará que «miles de toneladas de materia fecal entren en l’Albufera»

Vertidos fecales en el 
azarbe de Pinedo.
levante-emv

Vertidos fecales en el azarbe de Pinedo. levante-emv

El conjunto de las obras e infraestructuras que incluyen la nueva depuradora que complementará a la de Pinedo y que evitará los vertidos de aguas negras a l’Albufera costarán unos 60 millones de euros y podrían iniciarse en un par de años, si los procedimientos de expropiación, así como los anteproyectos y los proyectos técnicos definitivos se concretan a buen ritmo.

Así lo confirmó ayer el director general del Agua Manuel Aldeguer a Levante-EMV. La nueva planta tendrá una capacidad de 20 millones de metros cúbicos -tal como había publicado este diario- y requerirá también la construcción de un embalse con una capacidad de entre 2 y 6 hectómetros cúbicos que permitirá almacenar el agua tratada para su reutilización posterior, probablemente para usos agrícolas. Las actuaciones vinculadas a Pinedo y l’Albufera se enmarcan en el denominado «Estudio de mejoras en los sistemas de saneamiento ubicados en el ámbito del colector Oeste» que el lunes fue dado a conocer al vicealcalde Sergi Campillo y a la concejala del Ciclo Integral del Agua, Elisa Valía, por la secretaria autonómica, Paula Tuzón, y por el director general de medio natural, Benjamín Pérez, entre otros altos cargos de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica. Manuel Aldeguer explicó que se trata de «un proyecto prioritario» para la Conselleria de Agricultura, cuya máxima responsable es Mireia Mollà, «por tanto para la Generalitat y también para el Gobierno de España». No en vano la consellera ya ha mantenido contactos con el Ministerio para avanzar en la financiación de esta voluminosa infraestructura.

El alto cargo autonómico remarcó que con la puesta en marcha de la futura depuradora «se quitarían 60.000 metros cúbicos de agua que dejarían de entrar cada día en la depuradora de Pinedo» y «se evitará que miles de toneladas de materiales fecales entren en l’Albufera» con el consiguiente daño ecológico que eso supone. Por tanto, es una infraestructura con un impacto positivo medioambiental enorme ya que se aseguraría que el parque natural recibirá agua de calidad y se garantizará su supervivencia ecológica a largo plazo.

Respecto a las molestias por ruidos y olores que genera la depuradora de Pinedo hoy, el director general del Agua señaló que al construirse una nueva infraestructura desaparecerían estos problemas. De entrada, los episodios puntuales de sobrecarga que obligan a desaguar en el azarbe del Nuevo Cauce del Turia, cuando hay días de lluvias torrenciales intensas, desaparecerán porque se liberaría al menos el 20 % del caudal actual de la planta de Pinedo. Por ende, también acabaría con el problema de que esos vertidos terminen en el mar o en las playas del sur de València. Además, la nueva infraestructura, para la cual se está buscando ubicación, debería situarse en la cota 30, probablemente en una zona cercana a Torrent, Alcàsser o Picassent, en función del trazado de la misma y de las tuberías y el resto de elementos que requiere.

Hay que tener en cuenta que recibirá las aguas residuales de numerosos municipios de l’Horta Sud y que permitirá desconectar el Colector Oeste de la depuradora de Pinedo. El director general avanzó que en próximos días se convocará una reunión con los responsables de los ayuntamientos de l’Horta Sud para darles cuenta de este estudio y recoger sus sugerencias. La futura depuradora, en cualquier caso, no estará en el término municipal de València pese a que está por decidirse su emplazamiento.

El Estado pagará una parte y se estudia pedir fondos europeos

Dada la complejidad de esta gran obra hidráulica, y aunque se manejan hasta 5 alternativas diferentes, el director general del Agua Manuel Aldeguer adelantó que será necesario que varias administraciones aporten recursos económicos. En concreto, el Ministerio de Transición Ecológica, el Fondo de Compensación Interterritorial y quizá los fondos europeos para la reconstrucción, a los que la Generalitat quiere presentar proyectos por valor de 1.200 millones de euros.

Otra parte relevante de esta reordenación del saneamiento de l’Horta Sud prevé la conexión de los 6 depósitos de tormentas - los tanques de Sistemas Unitarios que construyó Acuamed para el Ministerio de Medio Ambiente- para recoger las aguas residuales de los municipios de esta comarca y evitar que entren por la fachada oeste a l’Albufera, es decir, desde València a Silla, sin un tratamiento adecuado.

Ejecución por fases

Dada la magnitud de estas obras, Aldeguer considera que deberían ejecutarse en varias fases y de manera que el Colector Oeste, pese a estar ya colapsado en situaciones de lluvias torrenciales, pueda seguir funcionando hasta que sea posible su total desconexión de la depuradora de Pinedo. Otro tema a resolver, será el de los excedentes de agua tratada que puedan generarse. Se está en conversaciones con la Comunidad de Regantes del Canal Júcar-Turia para que parte de estos aportes hídricos puedan ser reutilizados para cultivos agrícolas.

De todos modos, se trata de un plan de infraestructuras muy ambicioso que en el mejor escenario podrían estar acabadas en 4 o 5 años, dado que las conducciones que habría que acometer son importantes. De hecho, atraviesan términos municipales de poblaciones y también incluso vías del tren y carreteras.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats