Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Diputación y Ayuntamiento aceleran para que nueve mil coches no crucen Massarrojos

Ambas instituciones trabajan en una actuación para habilitar el Camino del Palmar-Camarena como itinerario alternativo para cruzar el pueblo

La Diputación de València y el Ayuntamiento del «cap-i-casal» han reactivado en la última semana el proyecto para acondicionar el Camino del Palmar-Camarena, como itinerario alternativo y para desviar el tráfico del casco urbano de Massarrojos y reordenarlo hacia la conexión con la CV-310.

Como es sabido, los vecinos de esta pedanía del Norte de València padecen cada días las molestias, los ruidos y los humos de unos 9.000 vehículos que atraviesan el centro de Massarrojos. La pacificación de esta carretera es una de las reivindicaciones históricas de los vecinos así como la mejora de sus aceras, que ya hace casi dos años se acometió también en parte.

Ahora, después de que por la pandemia se ralentizase el proyecto, los técnicos de la Diputación y del Ayuntamiento de València se van a emplazar a una reunión en la que tienen que determinarse qué terrenos tienen que expropiar para llevar a cabo la ampliación del Camino del Palmar-Camarena. Ya ha habido un contacto entre el departamento de carreteras de la Diputación, que dirige Rafa García -a la sazón alcalde de Burjassot- y el área de Desarrollo Urbano, que gestiona la vicealcaldesa Sandra Gómez. Esta infraestructura, que costará un millón de euros, estaba previsto que se iniciase en 2020 pero la llegada de la pandemia la había ralentizado. Según fuentes de Carreteras, una vez completadas las pequeñas expropiaciones que competen a los ayuntamientos de València y Moncada, se procederá a ampliar la calzada del Camí de Camarena y al arreglo de ciertas curvas cerradas con el objetivo de reforzar la seguridad de la vía. En su día, el diputado Rafa García ya afirmó que esta actuación es «prioritaria» porque «necesitamos mejorar la seguridad de un camino muy transitado». En particular, para los vecinos de Massarrojos, «cuya vía principal está ocupada cada día por más de 9.000 vehículos», explicaba. Al habilitarse esta vía complementaria, gran parte de los miles de coches procedentes de Moncada y Godella dejarán de tener que cruzar por Massarrojos.

Reurbanización de plazas

Por otra parte, la vicealcaldesa visitó ayer Massarrojos para presentar la reurbanización de las plazas de El Soñador y la Llotgeta dentro del plan «València, ciudad de plazas». «Hemos recuperado espacio público donde antes aparcaban coches» indicó la concejala, que recordó que esta actuación se completa con la rehabilitación del refugio antiaéreo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats