Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hacienda pide al ayuntamiento que le expropie la sede de Guillem de Castro

El consistorio ya preveía esa posibilidad y con ese mismo coste en el Plan Especial de Ciutat Vella

La vieja Delegación de Hacienda lleva cerrada desde el año 2016. | F. BUSTAMANTE

La vieja Delegación de Hacienda lleva cerrada desde el año 2016. | F. BUSTAMANTE

El Ministerio de Hacienda ha pedido al Ayuntamiento de València que le expropie la vieja delegación de la calle Guillem de Castro por 10 millones de euros. Después de reclamar sin éxito que le recalificaran el edificio para usos terciarios (hotel), y que el Plan Especial de Ciutat Vella confirmase su carácter dotacional, el Gobierno central le ha pedido al ayuntamiento directamente que se quede el edificio, cosa que casi con toda seguridad ocurrirá, dijeron fuentes municipales. De hecho, en la memoria económica del Plan Especial de Ciutat Vella ya se incluía una valoración de lo que costaría el inmueble y era exactamente eso, diez millones, más otros cuatro para su rehabilitación integral.

El edificio de Guillem de Castro, pieza del neoclásico español de posguerra, obra de los arquitectos Echenique y Luis Calvo, fue inaugurado en 1959 por el dictador Francisco Franco. Con seis plantas de altura y sótano, es un edificio noble de gran valor, una Delegación de Hacienda de alto nivel arquitectónico que finalmente acabó perdiendo la batalla del tiempo.

En el año 2016 se produjeron dos desprendimientos consecutivos del techo que pusieron al descubierto los problemas del edificio, de tal manera que fue desalojado y quedó si uso.

Querían un hotel

En primera instancia, el Ministerio de Hacienda pidió al ayuntamiento la recalificación del edificio a terciario para poder venderlo como hotel, pero el consistorio se negó y confirmó su posición incluyéndolo en el Plan Especial de Ciutat Vella como edificio dotacional, es decir, que solo puede utilizarse para un servicio público.

Ahora, en consecuencia, el ministerio ha vuelto a la carga y esta vez lo ha hecho para decirle al consistorio que se quede con el inmueble. Concretamente le ha pedido que se lo expropie y le pague algo más de diez millones de euros, que es el valor del edificio con un coeficiente reductor por el mal estado del mismo.

Y todo parece indicar que esta vez el ayuntamiento tendrá que quedárselo. De hecho, todo apunta a que el consistorio ya contaba con esa posibilidad, pues en la memoria económica del mencionado Plan Especial de Ciutat Vella ya se preveía un desembolso municipal por ese edificio que rondaba precisamente los diez millones de euros, más otros cuatro millones para su rehabilitación integral.

En cualquier caso, ahora el equipo de Gobierno ha trasladado la propuesta del Ministerio de Hacienda al servicio de expropiaciones para que valoren el precio del edificio y den una respuesta al Gobierno.

Si finalmente se confirma la adquisición del edificio por parte del ayuntamiento, las posibilidades de uso son infinitas, pues se trata de uno de los inmuebles con más capacidad en metros cuadrados, más nobles y mejor situados de la ciudad de València.

Los sindicatos amenazan con movilizaciones por la venta del edificio de Correos

CC OO y UGT estudiarán en los próximos días en sus órganos de representación el inicio de movilizaciones a lo largo de noviembre y diciembre contra la venta y «cesión política» del patrimonio histórico de Correos, en el caso de la Comunitat de los edificios en València, Castelló y Elche. Los sindicatos aseguran además que estas cesiones pueden alcanzar un valor de mercado de entre 3.000 y 5.000 millones de euros.


Por lo que respecta al edificio de Correos en València, ya se han abierto negociaciones entre la Generalitat Valenciana y el servicio postal para transferir el edificio a cambio de suelo y/o dinero, operación que también incluiría los edificios de Elx y Castelló.


Los sindicatos, sin embargo, han tenido dudas desde el principio. CC OO y UGT no descartan paros parciales o totales para denunciar que el presidente de la compañía, el socialista Juan Manuel Serrano, está «abriendo vías a una futura privatización, a un pelotazo personal y a posibles puertas giratorias en el mercado logístico».


En un comunicado, ambas organizaciones recuerdan que han exigido al Gobierno que defina su proyecto de Servicio Público Postal y «ponga freno cuanto antes a la deriva personalista y desmanteladora que Serrano ha iniciado con intereses personales ocultos inconfesables».


Los sindicatos señalan que, si el pasado 7 de octubre se escenificó la «cesión gratuita» del edificio de Correos de Barcelona al Ayuntamiento que dirige Ada Colau, esta semana se han conocido la de los edificios históricos de la plaza del Ayuntamiento de València, de Castelló y de Elx, por un montante total de centenares de millones de euros.


Aseguran que se ha cerrado con «absoluta opacidad» la cesión a la Generalitat Valenciana del edificio de la plaza del Ayuntamiento a cambio de una parcela donde poder construir unas nuevas instalaciones en el polígono industrial de Parc Sagunt y una cuantía económica, sin determinar, en la permuta.


Se trataría de un intercambio de patrimonio público «por negocio» que CC OO y UGT consideran inaceptable. «Una cosa es reformar y modernizar y otra es desguazar», sostienen los sindicatos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats