El desagüe del caudal caído en l' Albufera está dejando imágenes verdaderamente impactantes, como la que ha desvelado el concejal delegado de la Devesa, Sergi Campillo. En la misma puede verse cómo el agua que sale por la Gola de Pujol hacia el mar está perfectamente dividida en dos tonalidades, una de color rojizo y otra de color gris.

Es lo que se llama Encuentro de Aguas. La diferencia de características entre una y otra (densidad y temperatura principalmente) provoca que no se mezclen entre sí y acaben desembocando en el mar prácticamente como si fueran dos ríos separados.

El concejal Sergi Campillo ha explicado que las aguas arcillosas proceden del Barranc de Xiva, mientras que las verdosas serían de los barrancos de Picassent y Massanassa.

Este fenómeno visual se provoca en ocasiones cuando se juntan dos ríos. El caso más conocido es cuando el Río Negro vierte sus aguas al Amazonas junto a la ciudad de Manaos. Ahí, durante muchos kilómetros, da la sensación de que los dos ríos corren en paralelo por un mismo cauce, repitiéndose el efecto después con el río Madre de Dios.

El Parque Natural tiene abiertas las exclusas para lanzar al mar miles y miles de litros procedentes de los barrancos para evitar que el nivel pueda desbordarse en alguna zona.

Te puede interesar:

El Palmar está abierto al tráfico sin ningún problema. Y, por consiguiente, los restaurantes están abiertos. Por la mañana, los proveedores han acudido con las camionetas para entregar el género.

El único camino que ha estado cortado es el de las marjales en dirección a Sollana, pero, aparte de no ser una vía de tránsito habitual, su interrupción es habitual en los episodios de fuertes lluvias.