¿Qué es lo principal en Aben Al-Abbar?

Cuando el 6 de mayo de 2019 el alcalde Joan Ribó visitó el barrio Albors en calidad de candidato, junto con Glòria Tello, Isabel Lozano, Giuseppe Grezzi y otros miembros del equipo municipal, se hizo una reunión con los vecinos en el parque aledaño al chalet de Aben Al-Abbar, entonces en obras de reforma y rehabilitación.

En dicho acto el alcalde confirmó el destino cultural del chalet, al servicio de los habitantes de todo el sector. El edificio tiene valor histórico por haber albergado un evento oficial en la Segunda República, cuando era propiedad de Lluis Lucia, parlamentario de la Derecha Regional Valenciana; y no por su materialidad. Quien suscribe este artículo saludó, como presidente entonces de la Asociación Vecinal Albors (AVA), la decisión del Ayuntamiento conformado en 2015 de rehabilitar el inmueble y recordó que las denuncias por la ruina del mismo (comprado en 2009 por la anterior administración) y las demandas de su uso cultural y ampliación de la acera retrocediendo el cerramiento del jardí tancat protegido en el PGOU de 1988 con Nivel 2 ARP (Conjunto Arbolado Protegido), para conectar el parque de Aben Al-Abbar con los espacios libres aledaños hasta la calle de Artes y Oficios, venían siendo planteadas por el vecindario desde los años 80 del siglo anterior.

La discusión de la AVA con la Comisión de Patrimonio se centró en la interpretación de la protección N2 ARP, pues para los técnicos municipales incluía los muros de cerramiento del jardí y el edificio (autorizando, no obstante, el retroceso de dos metros del cerramiento frontal para ampliar la acera). En criterio del presidente de la AVA, la protección había perdido vigencia por desaparición del objeto, cuatro centenarias palmeras y dos árboles, cuyo valor patrimonial era superior al de los muros laterales y al del propio inmueble, intervenido varias veces (de muchas maneras) desde su construcción en 1916. Pero era fundamental preservar la memoria del jardí tancat. La propuesta (adjunta), alternativa a la elaborada por los servicios del Ayuntamiento y presentada por libre en enero de 2020, resalta la huella del jardí pero permite la conexión demandada por los vecinos.

Terminadas las obras del chalet en junio, en el barrio estábamos a la espera de la solución final en la adecuación de sus espacios exteriores (previo pase subterráneo de las líneas eléctricas y telefónicas que soporta el cerramiento frontal), para la ansiada apertura del centro cultural y vecinal (CCV) -con la pandemia controlada-, cuando ha saltado a los medios la crítica del Partido Popular y del Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural (CDDPC) que preside César Guardeño, cuestionando las dos torretas posteriores y sus cupulinas por no ser copia fiel de las originales y solicitando su reconstrucción con novedosas consideraciones del edificio como Bien de Relevancia Local (BRL). Una crítica tan sorpresiva como despistada sobre los importantes temas pendientes en el futuro CCV.

En la comprensión y esperanza de que los servicios de Patrimonio y Gestión de Recursos del Ayuntamiento puedan tener más claro que el CDDPH y el PP local cual es el patrimonio a preservar, las acciones a realizar y los recursos a invertir para la puesta a punto del CCV, me permito hacer una propuesta y un anuncio, teniendo en cuenta la convocatoria a la sesión ordinaria del Consejo de Distrito de la Junta Municipal de Marítim (JMM) que se llevará a cabo (a distancia) el próximo 30 de noviembre, a las 19h.

La propuesta es al señor Guardeño, admirador del palacete de Aiora y vecino de la JMM: Presentar una pregunta sobre la apertura del CCV una vez equipado y solucionado el tema del acceso y la adecuación de los espacios anterior y posterior, incluidas las torretas y cupulinas reconstruidas. En la convocatoria figuran más de 20 mociones y preguntas del PP, Ciudadanos y Vox pero, a diferencia de anteriores sesiones, no hay ninguna referida al chalet de Aben Al-Abbar. Entiendo que la suya sería útil y oportuna.

Y el anuncio es al Ayuntamiento, a la JMM, a la Asociación Vecinal Albors, Federación de AAVV de València y Centro Cultural Algirós: Un grupo de vecinos del barrio, conocedores de varias/os artistas (de pintura al óleo) de diferentes edades, procedencias, formaciones y oficios, estamos preparando la propuesta de una Exposición Colectiva como una de las primeras actividades a desarrollarse en el CCV. Contamos con la participación de María del Carmen Sáez (Carmiña), nacida en Logroño en 1927 y vecina de Albors desde 1952; y de Miguel Ángel Prieto, del Cabanyal-Canyamelar (1961). Rogamos a quienes conozcan vecinas y vecinos aficionadas/os a la pintura y que quieran mostrar su obra, nos lo digan para formalizar la propuesta a la concejalía que va a llevar la dirección de nuestro CCV.