El alcalde de València, Joan Ribó, ha señalado este martes a la patronal hotelera Hosbec que el Ayuntamiento está "abierto" a introducir rebajas en las tasas que se pueda, pero que para conceder estas ayudas "hay que disponer de recursos" y "no se pueden bajar impuestos al mismo tiempo". "No se puede sorber y soplar a la vez", ha señalado.

Ribó, tras la rueda de prensa para presentar el nuevo sistema de reciclaje 'Reciclos', se ha referido así al anuncio de los hoteles valencianos de que estudian emprender acciones legales para reclamar los impuestos y tasas pagados correspondientes al periodo de inactividad de la pandemia.

Al respecto, ha señalado que están "dispuestos" a "introducir cambios y rebajas en aquellas cosas que se puedan". No obstante, ha recalcado que "si a la vez se pide que el Ayuntamiento debe contribuir a ayudar a los comercios y autónomos hay que tener recursos". "Eso está muy claro", ha recalcado.

En ese sentido, ha recordado que los ingresos de los Ayuntamientos provienen de los impuestos y de las tasas. Así, ha aclarado que "los impuestos no se pueden tocar de un año para otro, pero sí que están "dispuestos" a cambiar aquellas tasas que "sean necesarias como se ha aplicado a los comercios".

No obstante, ha insistido en que "no se puede pedir que al mismo tiempo se aumenten las ayudas y se disminuyan los impuestos porque es totalmente imposible", ha apostillado.