El coronavirus no cede en València ciudad. Los últimos resultados del análisis de restos de covid-19 en las aguas residuales de València reflejan que «se mantienen los niveles altos de concentración del virus». Los datos indican que estaríamos en niveles similares a los de finales de octubre, aunque algo más bajos que en las últimas semanas. Por zonas, entre el 3 y el 7 de diciembre, Malilla, Campanar, Sant Marcel·lí, Benimaclet, Arrancapins y Benimàmet han sido los barrios que han presentado una mayor incidencia del coronavirus.

La concejala de Ciclo Integral del agua, Elisa Valía, difundió ayer estos datos y explicó que «con las muestras que recogerá el ayuntamiento a partir de la semana que viene, contará con mucha más información sobre la situación con la cual afrontar las próximas fiestas de Navidad». En este sentido, la concejala ha asegurado que «la Navidad es otro momento crucial en el control de la expansión del virus en la ciudad».

  • ÚLTIMA HORA | Coronavirus en Valencia y medidas por la Covid para Navidad

    Últimas noticias sobre el virus y todos los datos en la Comunitat Valenciana: casos, datos, cierre perimetral y contagios

El coronavirus en las aguas residuales de València

En referencia a los últimos datos registrados, Elisa Valía explicó que «continuamos con niveles altos de concentración en la ciudad si tenemos en cuenta el histórico de datos que tenemos ahora desde el mes de mayo». «Tenemos datos similares a los que podíamos tener a finales del mes de octubre», precisó Valía.

La edil declaró que el Ciclo Integral del agua está muy atento al impacto del aumento de movilidad que puede haberse producido en los pasados días del puente de diciembre», por lo cual «con las muestras que recogemos a partir de la semana que viene, contaremos con más información para afrontar las fiestas de Navidad».

Te puede interesar:

«Quiero hacer un llamamiento a la ciudadanía para extremar las precauciones, limitar los contactos y continuar actuando con responsabilidad, respetando las recomendaciones de sanidad», dijo.

Y es que la ciudad de València se ha convertido en uno de los puntos críticos del virus en la Comunitat, básicamente por su alta población y movilidad. Precisamente, los datos de las aguas residuales están ayudando a anticiparse a la realidad, por ejemplo incrementando la presión policial en aquellos barrios donde hay más problemas.