El pueblo de La Torre va camino de convertirse en una exposición permanente de arte urbano. Aprovechando los muros de edificios como el colegio Padre Manjón, al trabajo realizado por participación vecinal con un diseño de Elías Taño se suma ahora el realizado en los últimos días dentro de una campaña de difusión y sensibilización sobre las relaciones sexo-afectivas contra la violencia de género.

Se trata de una acción cofinanciada por el ayuntamiento de València, la concejalía de Inserción Sociolaboral y la de Pobles de València y la alcaldía de Robert Cuartero, con el Ministerio de Bienestar Social y la ONG Ymca España a través de la participación de jóvenes pertenecientes a diferentes colectivos. En este caso, adolescentes del Proyecto Babhel, de La Torre, que, después de talleres grupales e intercambio de experiencias, se plasmaba en este ejercicio práctico.

El grafiti, ideado por el artista urbano Fabio, representa dos partes, bajo la idea de que "control no es amor", con una parte superior negativa y una inferior positiva.