El Molí del Alters tiene un alto componente afectivo para los habitantes de Poble Nou (Pobles del Nord). Construido a principios del siglo XIX junto al actual Camí de Montcada para aprovechar la fuerza del agua de un brazo de Petra, en la acequia de Mestalla, este molino ha estado ligado desde siempre a la historia del pueblo y sus vecinos. Fue declarado como Bien de Relevancia Local dado su extraordinario valor patrimonial, pero desde hace años languidece acosado por el paso del tiempo y los coches que ensucian con sus humos su imponente fachada. Poble Nou quiere salvar su molino y ha lanzado un SOS al Ayuntamiento de València para que compre el edificio y se convierta en una dotación de futuro para la pedanía. Pero la respuesta de los concejales que podrían dar el sí ha sido, de momento, fría.

En Poble Nou hay un déficit dotacional importante. Solo hay un pequeño ayuntamiento que, inexplicablemente, se levantó como obra nueva en uno de los campos de cultivo. Inexplicablemente porque hay muchas casas y alquerías vacías, algunas de ellas de gran valor como l’Alqueria de Tallarrós, que hoy yace en completa ruina. Pero eran otros tiempos, y salvar el patrimonio no era una prioridad. La actual alcaldía ya no da más de sí: sala de reuniones, consultorio, biblioteca, despachos, sede de la Universitat Popular, de los festeros o de los mayores... Todos esos usos se hacinan en ese espacio. La falta de un local alternativo obligó a la alcaldesa, Enriqueta Llopis Cuñat, a pedir el favor a un vecino para que custodiase en su casa las mesas y sillas que el ayuntamiento compró para las fiestas populares.

Muere Pepe Gaudisa, el último molinero

José Gaudisa Cuñat, conocido en Poble Nou como Pepe ‘El Moliner’, falleció ayer a los 88 años de edad. Fue el último molinero del Molí dels Alters y, probablemente, de l’Horta de València. Era una persona muy querida en su pueblo, ya que fue uno de los vecinos que más luchó por mejorar las condiciones de vida en la pedanía. Pepe Gaudisa nació en el propio molino, que trabajó la familia Gaudisa durante casi 200 años.

Precisamente el Molí dels Alters se ha convertido estos días en uno de los temas protagonistas de Pobles en Peu d’Art, una iniciativa innovadora apadrinada por la regidoría de Recursos Culturales, en la que se recogen testimonios orales de la vida, la historia y las costumbres de Poble Nou. El documento, en formato podcast, recogió el último testimonio en vida de Pepe ‘El Moliner’. Está disponible en la plataforma Ivoox.

Lanzado en formato podcast, Pobles en Peu d’Art ha elaborado una especie de bando en el que los vecinos del pueblo comparten emocionantes relatos sobre aquello que siempre les ha acompañado: la huerta, las alquerías (con especial recuerdo a la de Tallarós), las acequias o el Molí dels Alters. Un fabuloso documento sonoro que desde hace unas semanas los vecinos están degustando y que se encuentra disponible en la plataforma Ivoox. Levante-EMV València

Llopis asegura que ya ha hablado con la vicealcaldesa Sandra Gómez y los ediles Borja Sanjuán (Hacienda) y Lucía Beamud (Pobles) para plantearles la necesidad de comprar el edificio. «He hablado con el propietario del molino e incluso hemos fijado un precio , a mi entender, muy asequible para el ayuntamiento. De momento el ayuntamiento no se decide, pero espero que entiendan que es esencial para Poble Nou. Lo podríamos usar de momento como almacén, y después proponer un proyecto para que se convirtiera en un centro socio cultural, donde hubiera espacio suficiente para realizar actividades de todo tipo», señala la alcaldesa de Poble Nou.

El tiempo, sin embargo, corre en contra del Molí dels Alters. El pasado mes de noviembre parte de su tejado sucumbió por las fuertes lluvias, señal inequívoca que el edificio necesita importantes cuidados si no quiere acabar en ruina como su vecina, la Alqueria de Tallarrós, un espectacular edificio que se remonta al siglo XIV.

En Poble Nou reclaman el mismo trato que se le ha dado a otros edificios históricos en otros pueblos de València. Hay que recordar que el Ayuntamiento ha comprado la Trilladora del Tocaio en El Palmar y hará lo propio con la Casa de la Demanà del Saler, además de rehabilitar la barraca de Cotofio de La Torre. Una propuesta que además haría justicia con una pedanía, la de Poble Nou, con mínimas inversiones del consistorio en los últimos años. Además, el Molí dels Alters, es un edificio que, por sus características, tendría muy complicado recuperar su uso como vivienda (que la tenía), lo que le condena al abandono si no hay apuesta institucional.