El debate de la moción presentada por Ciudadanos en el pleno de ayer en relación a las causas y consecuencias del incendio registrado el pasado 5 de diciembre en las cocheras de la EMT de San Isidro dejó en evidencia las incógnitas que aún quedan por despejar en torno al siniestro que calcinó 26 autobuses y también las contradicciones de los grupos de la oposición, especialmente del PP, que se opuso a la compra de 81 autobuses al tiempo que vinculó el incendio con la obsolescencia de la flota y las instalaciones. La moción fue finalmente tumbada por Compromís y PSPV que aprobaron una alternativa descafeinada en la que el pleno reconocía el trabajo «ejemplar» de los bomberos, la policía y el personal de la EMT el día del incendio y apoyaba la agilización de los trámites para la concesión de la licencia de obras en las instalaciones de la EMT.

La oposición aprovechó el debate para cargar contra la gestión del concejal de Movilidad y presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi, reclamándole de nuevo las actas de las inspecciones y pidiendo respuestas al fallo de los hidrantes el día del incendio. El concejal del PP, Carlos Mundina, aludió en su turno a las deficiencias de formación del personal que tuvo que intervenir el día del incendio. También destacó la falta de actualización del plan de autoprotección.

Narciso Estellés, de Ciudadanos, reclamó al equipo de gobierno que «deje de ocultar información» y recordó que llevan más de 20 días esperando los certificados de formación de la plantilla y los partes de mantenimiento. Estellés reprochó al alcalde que haya estado «de espaldas» en el incendio de la EMT.

Grezzi insistió en que el acta de intervención de bomberos, cuyo informe y el de la policía científica se espera aún para conocer los detalles del incendio, destaca que pese al fallo inicial de los hidrantes se activó de forma inmediata el sistema manual. El presidente de la EMT reprochó al PP su «cinismo» por decir que la falta de nuevos vehículos afecta a la operatividad de la EMT y oponerse al mismo tiempo a la compra de buses. Grezzi dijo tener la «conciencia tranquila» y destacó en relación a las denuncias de la oposición que todas se archivan, como la de la bolsa de trabajo de los conductores de la EMT o la del carril-bici. «Ustedes no aportan nada», espeto Grezzi a la oposición.