Los vecinos de la Junta de Distrito de Russafa, que engloba los distritos de Quatre Carreres y L’Eixample, han visto cómo se han seleccionado 118 proyectos susceptibles de ser incluidos en los presupuestos municipales de 2021 por la vía de DecidimVLC.

En Quatre Carreres han pasado el corte a la siguiente fase un total de 67 propuestas de inversión mientras que en L’Eixample han sido 51.

La construcción de un mercado municipal en Malilla, con 177 votos, y de una piscina de verano en el mismo barrio, con 157, figuran entre los primeros puestos de las propuestas más demandadas por Quatre Carreres. Además, en el segundo puesto se ha colocado la realización de un parque en los terrenos que hay destinados para ese fin desde hace años junto a los campos deportivos de Amado Granell.

En cuarto lugar, con 141 apoyos, se reclama una solución para las inundaciones que sufre el cruce de las calles Antonio Ferrandis con Amado Granell, poniendo en riesgo tanto a conductores como ciudadanos.

Respecto a otras peticiones destaca la creación de una barrera homogénea y continua de arbolado en la Avenida de Ausiàs March para reducir la contaminación acústica causada por el tráfico rodado (78 votos); un carril bici en Quatre Carreres y aceras más anchas en Monteolivete (80 apoyos), la creación de canchas de basquet en Malilla o colocar barras para hacer musculación en un parque del barrio.

Otro asunto que preocupa es urbanizar el descampado ubicado en Bernat Descoll, junto a las vías, que se inunda cada vez que llueve. Estas «lagunas» son un foco de infección para personas y animales domésticos, remarca un vecino. Sin dejar Quatre Carreres, otra propuesta que ha pasado a la siguiente fase plantea sustituir el pavimento de las aceras situadas en la calle Marqués de Lozoya, un tramo de la calle Josep Cervera i Grifol y Plaza Mestre Vicent Ballester Fandos. Está muy deteriorado y hay muchos agujeros, baldosas rotas y zonas hundidas donde se estanca el agua. Estas aceras tienen casi 40 años de antigüedad.

L’Eixample

Los vecinos de L’Eixample han demandado más inversiones para dotaciones y entornos escolares. La más votada es la adecuación de la salida del colegio Dominicos con 192 votos, y en quinto lugar, con 134 apoyos, encontramos la transformación del patio del CEIP Alejandra Soler como espacio cultural y lúdico.

El Colegio San Vicente Ferrer Padres Dominicos está en la calle Isabel La Católica y acoge a 1.100 alumnos. En las entradas y salidas del alumnado hay graves problemas que los usuarios quieren que se arreglen en el DecidimVLC.

Por otra parte, se ha solicitado que se conecte el carril bici de las Grandes Vías Fernando el Católico y Ramón y Cajal con Germanies y Marqués del Turia, para dar un paso más en movilidad sostenible. Por último, también se pide convertir el antiguo Cine Martí en un centro socio-cultural y cívico para toda la gente del barrio.