30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Rialto apuesta por el cuestionado urbanísmo táctico para cambiar la ciudad

Urbanismo lanza un manual que unifica el diseño y agiliza la actuaciones «blandas», criticadas por su dudosa calidad Avenidas como Pérez Galdós, Ángel Guimerá, Guillem de Castro o Peset Aleixandre están entre las posibles intervenciones

El Rialto apuesta por el cuestionado urbanísmo táctico para cambiar la ciudad

El Rialto apuesta por el cuestionado urbanísmo táctico para cambiar la ciudad

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de València aprobará hoy la guía del urbanismo flexible en las nuevas actuaciones de urbanismo táctico que se impulsen en la ciudad. La guía detalla los espacios donde se podrá utilizar el mobiliario y los elementos de jardinería y pavimentación de dicha guía, de obligado cumplimiento salvo excepciones justificadas, con el objeto de mejorar las intervenciones de peatonalización que están llevándose a cabo en la ciudad, impulsadas en gran medida por el coronavirus y la necesaria distancia social, y que han desatado las críticas por la escasa calidad, como ha ocurrido en la Plaza del Ayuntamiento y el entorno de la Lonja.

La guía, que viene a afianzar un urbanismo provisional criticado, entre otras instituciones, por el Consell Valencià de Cultura, dice cómo llevar a cabo las actuaciones de urbanismo táctico tanto en grandes avenidas de tráfico como Pérez Galdós, pendiente de un proyecto de pacificación blanda, previo a la remodelación definitiva de esta autopista urbana, Peset Aleixandre, Ángel Guimerá y Guillem de Castro, como en calles estrechas como Quart, Cuenca y Lepanto, con aceras de 1,5 metros y aparcamiento a ambos lados.

En las grandes avenidas como Pérez Galdós la guía plantea pasar de los actuales ocho carriles de tráfico a cuatro carriles, pasando del 15% de espacio peatonal actual al 45%.

El urbanismo táctico se aplicará en supermanzanas formadas por calles con una intensidad de tráfico inferior, como la del entorno de Calixto III, Juan Llorens, Palleter y Literato Gabriel Miró, en el barrio de la Petxina. Esta será la primera actuación donde se aplicarán los criterios de la guía del urbanismo flexible, según informó ayer la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez,

La guía analiza las posibilidades de intervención en la calle Navarra, la calle Timoneda y Juan de Mena, para las que se contempla distintos grados de intervención, hasta la peatonalización completa.

Los cruces irregulares, como los de la calle Jesús con la avenida Giorgeta y la plaza Pintor Segrelles y Jesús con Pintor Beneito, también se incluyen en la guía.

Sandra Gómez explicó que la guía de urbanismo táctico define el criterio de todas las actuaciones de carácter flexible. El objetivo de la guía es recuperar espacio público con unos criterios homogéneos y unos materiales de calidad. «Tenemos que apostar por las calles como espacios necesarios para la convivencia, el juego, la inclusión y la cultura, y tenemos que ganar los espacios que estaban ocupados por los vehículos privados». La guía permite agilizar los tiempos de intervención «frente a los largos plazos que se necesitan para hacer cambios urbanísticos en la ciudad.

Compartir el artículo

stats