Los Campaners de la Catedral de Valencia acompañarán este jueves por la tarde las "XL Horas de Adoración Eucarística" en la Seo para despedir 2020, un año en el que han seguido tocando "de forma austera pero comprometida" y con la mirada puesta en 2021, según ha informado en un comunicado el arzobispado..

Así, esta última semana del año, desde el lunes y hasta este jueves, "todos los días hay repique de campanas a las 12 del mediodía, para acompañar las XL Horas, que finalizarán el día 31 por la tarde con la procesión claustral y bendición del Santísimo para pedir y dar gracias por el año, acompañada con un volteo de campanas", ha indicado Francesc Llop, presidente de los Campaners de la Catedral.

A estos toques "solo van seis campaneros para cumplir las medidas de seguridad y para que se note que los toques son más austeros porque en tiempos de pandemia históricamente siempre ha habido austeridad, en todo, y en las campanas también".

A pesar de la pandemia, "durante este año se ha podido acompañar con campanas casi todas las celebraciones habituales, excepto durante el confinamiento aunque el día de la Virgen sí pudimos tocar con un permiso especial. De esta forma, hemos tocado las campanas siempre con la discreción que marca la austeridad de la pandemia".

Asimismo, "hemos tocado menos pero de forma comprometida, y lo hemos hecho porque el toque de campanas es la forma de expresar los sentimientos de la ciudad hacia la Catedral y viceversa, para comunicar emociones, más allá de un mensaje".