La Concejalía de Vivienda ha rehabilitado una nueva vivienda en la calle Sant Pere 25 en el barrio del Cabanyal que se destinará en el programa de alquiler asequible municipal. Se trata de un edificio de más de 210 metros cuadrados, del cual el Ayuntamiento ha creado dos viviendas separadas, de unos 80 metros cuadrados cada una y un local que será de uso municipal. El coste ha sido de 168.000 euros.

La concejala de Vivienda, Isabel Lozano, visitó este «edificio singular», puesto que se trata «de una casa típicamente valenciana, a pesar de que con el paso del tiempo había perdido algunas de sus características en diferentes obras que habían desfigurado su diseño originario». «Por eso, con la rehabilitación, se ha devuelto a la fachada principal de la casa la estética y el adornamiento propios de la idiosincrasia del barrio del Cabanyal».

Así, se ha recuperado el color azul tan característico que tenía esta casa, tal como se comprobó por los técnicos en diferentes catas que se llevaron a cabo sobre la casa. También se ha recuperado la típica escalerilla valenciana para el acceso a una de las viviendas. Las dos que se han planteado en esta intervención son de distribución similar: cuentan dos dormitorios, un baño y un espacio para comedor, comedor y cocina abierta.