Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad revierte el uso agrario de la carretera de Benimàmet

El antiguo camino agrícola, que se convirtió en carretera provisional durante las obras de la CV-30, se pacificará con bandas sonoras, reducción de la velocidad y prohibición de adelantar

Tráfico de coches y tractores 
por la calle Padre Barranco-
camino de Paterna. levante-emv

Tráfico de coches y tractores por la calle Padre Barranco- camino de Paterna. levante-emv

La Concejalía de Movilidad Sostenible ha iniciado los trámites para pacificar el tráfico en la calle Padre Barranco, un antiguo camino agrícola reconvertido en carretera y vía comunicación preferente entre València y Benimàmet. La idea es acabar con el tráfico oportunista en este vial y recuperar el carácter agrícola que tuvo «hasta fechas recientes», en especial el tramo entre entre la Maestro Rodrigo (ronda norte) y el camino nuevo de Paterna, que daba servicio a los agricultores de Benimàmet y Campanar. La concejalía tiene previsto llevar más allá las medidas impulsadas por la concejalía de Desarrollo Urbano de limitación de la velocidad a 60 kilómetros hora. «Hasta la fecha no se ha conseguido calmar el tráfico en este antiguo camino que con motivo de la construcción de la V-30 se reacondicionó como acceso rodado provisional entre Benimàmet y València convirtiéndolo en una carretera convencional».

Aunque con la finalización de las obras de la CV-30 se habilitó el acceso definitivo que comunica Benimàmet con València a través del enlace de la CV-30 con Maestro Rodrigo, la calle Padre Barranco sigue utilizándose como vía rápida en la que los vehículos alcanzan velocidades excesivas. Un tráfico al que se suma el propio de los tractores agrícolas que utilizan los caminos a una velocidad más baja. El tráfico asegura la concejalía «dificulta las labores agrícolas en esta zona de huerta protegida».

La concejalía de Movilidad Sostenible atiende así la petición de los agricultores de la zona de implantar medidas para pacificar el tráfico y desincentivar el uso intensivo de la calle Padre Barranco como vía de comunicación preferente y atajo entre València y Benimàmet.

Así se modificarán los carteles informativos para señalizar los itinerarios a Benimàmet desde Maestro Rodrigo «exclusivamente» a través del enlace con la CV-30. Se reducirá el límite de velocidad a 40 kilómetros/hora (20 en la intersección con el Camí Fondo de Paterna), y se colocarán carteles informando del uso agrícola del camino y de la presencia de peatones y ciclistas. Se instalarán señales luminosas de aviso de límite de velocidad y se colocarán bandas sonoras y señales de prohibido adelantar en todo el vial.

La pacificación del tráfico en la calle Padre Barranco, que devolverá a la carretera de conexión de Benimàmet con Valencia su carácter de camino agrícola, es una de las más de 35 peticiones, tanto de delegaciones del ayuntamiento, como de alcaldes pedáneos y particulares, para colocar nuevos pasos de cebra y señales de limitación de velocidad o zonas peatonales a las que ha dado respuesta el ayuntamiento desde el pasado mes de septiembre.

Entre otras medidas de pacificación del tráfico aprobadas a instancias de vecinos y empresas se incluyen dos nuevos pasos de cebra en la plaza Juan de Vilarrasa, otro paso de peatones en la avenida Constitución y en el camino de la Iglesia de Vera.

También se incluye la colocación de señales de limitación de la velocidad en la carretera del Pi. También se ha aprobado limitar a 20 kilómetros hora la velocidad en la calle Botellas, en el entorno del Mercado Central. Igualmente se limitará a 30 kilómetros hora el paseo de la Alameda, donde también está previsto eliminar el aparcamiento, en su parte inicial.

El servicio de Movilidad también prevé reducir a uno el número de carriles de la calle Azcárraga.

Compartir el artículo

stats