Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Actividades tramita el nuevo hospital de Vithas y descarta el traslado del Consuelo

La construcción del nuevo hospital en Malilla exige mejoras en la clínica actual

Terrenos del nuevo  hospital de Vithas con el cartel que anuncia la construcción, en Malilla | F. B.

Terrenos del nuevo hospital de Vithas con el cartel que anuncia la construcción, en Malilla | F. B.

La Concejalía de Licencias de Actividad del Ayuntamiento de València, gobernado por Compromís y PSPV, enfrió ayer las pretensiones de los vecinos respecto a la clínica Virgen del Consuelo al descartar el traslado de su actual emplazamiento en la calle Callosa d’En Sarrià, en pleno barrio consolidado de Patraix, como demandan los vecinos tras años denunciando el ruido y las molestias del hospital. El ayuntamiento sí pedirá a los representantes del grupo Vithas, propietario del hospital, que ejecuten las mejoras que demandan los vecinos para mejorar las condiciones de vida en el entorno del centro hospitalario.

Así lo explicaron ayer fuentes de la concejalía de Actividades tras la reunión que mantuvo Lucía Beamud con los responsables de Vithas, que informaron a la concejala del proyecto de construcción de su nuevo hospital en el barrio de Malilla. El grupo médico mantendrá así la clínica del Consuelo y contará con un nuevo hospital en lo que ya se considera el nuevo distrito sanitario de la ciudad, en el barrio de Malilla.

Beamud aprovechó la reunión para abordar las quejas de los vecinos del entorno del Consuelo. Actividades no ve revisable la licencia actual del Consuelo, si bien el ayuntamiento instará a los dueños del hospital a llevar a cabo las mejoras que los vecinos le piden. Vithas aduce que se están haciendo mejoras en las instalaciones. De los tres puntos de choque con los vecinos (la unidad de hemodiálisis, las ambulancias y las cocinas) los dos primeros ya se han subsanado. No así el problema de las cocinas, que aseguran los responsables de Vithas está en vías de solucionarse. Los vecinos denuncian desde hace años el ruido, la salida de humos y olores que soportan por la cercanía a sus casas del hospital, muchos de cuyos servicios recaen al gran patio interior de manzana rodeado de viviendas.

Los vecinos también han pedido a Beamud su mediación para que el dueño del Consuelo ejecute las remodelaciones necesarias en el hospital.

Los responsables de Vithas presentaron ayer a la concejala el proyecto del nuevo hospital que se construirá en Malilla, junto al Bulevar Sur. En la misma zona, además de la nueva Fe y el Doctor Pesset, está prevista la construcción de un hospital biomédico del grupo Ascires, con una inversión prevista de 25 millones de euros. Las buenas comunicaciones del barrio de Malilla, vertebrado por el Bulevar Sur y conectado con la V30, lo convierten en un entorno atractivo para los inversores. En su momento también se han barajado usos sanitarios en la parcela terciaria de 70.000 m2 del nuevo PAI de la Fuente de San Luis, a espaldas de la nueva Fe.

Para los vecinos las mejoras realizadas por Vithas no han sido suficientes e insisten en la necesidad de sacar el centro hospitalario de la manzana de uso residencial. Los vecinos se lamentan de que el gran patio interior de sus casas «debería haber sido un espacio común, pero está ocupado por macroinstalaciones de aires acondicionados, quirófanos y otros elementos necesarios para que funcione el hospital».

Compartir el artículo

stats