Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La catedral exhibe la argolla que sujetó a San Vicente Mártir

Ahora ha quedado expuesta en la capilla de la Resurrección junto al brazo incorrupto

La reliquia se expone en la 
capilla de la Resurrección 
de la catedral.  J.M.López | J.M. LÓPEZ

La reliquia se expone en la capilla de la Resurrección de la catedral. J.M.López | J.M. LÓPEZ

La catedral exhibe la argolla que sujetó a San Vicente Mártir

La catedral de València exhibe en la capilla de la Resurrección la cadena y la argolla que sujetaron a San Vicente Mártir durante su cautiverio. Así lo ha anunciado la revista «La Roqueta» en vísperas de la celebración de la festividad de San Vicente, patrón de la ciudad, cuyo brazo incorrupto también se venera en la seo de la ciudad.

Según explicó a Levante-EMV el canónigo de la catedral de València, José Verdeguer, tanto la argolla como la cadena proceden del antiguo monasterio de Santa Tecla, que estaba en la calle del Mar y que fue derribado en el siglo XIX. Las monjas se llevaron todos los objetos a su nuevo destino en la Roqueta y finalmente al monasterio de El Vedat. Pero este convento también se cerró y las monjas optaron por donar todos sus objetos y reliquias al Arzobispado de València, incluidas la cadena y la argolla, que finalmente han sido entregadas en depósito a la catedral de València.

Ahora las reliquias se exponen al público en la capilla de la Resurrección, junto al brazo del santo, que es la principal reliquia que se venera en València. No en vano, la figura de San Vicente Mártir y su martirio puede considerarse el inicio de la cristiandad en València, el nacimiento de la iglesia valenciana.

Según explicó José Verdeguer, junto a la argolla y la cadena que sujetaron al mártir, también ha pasado a la catedral la corona y la argolla de plata que se colocaban en la imagen del santo el día de su fiesta, que se celebra el 22 de enero.

Con esta incorporación de la catedral, la seo valenciana completa su muestra de reliquias de gran valor patrimonial y religioso. Además de las relativas a San Vicente, se expone nada menos que el santo cáliz, una de las joyas de la cristiandad, reconocida, además, por el propio Vaticano.

Y de la recuperación o exposición al público de una importante reliquia a los destrozos del temporal Gloria hace un año en la iglesia de Santa Catalina, también relacionados con San Vicente Mártir. Cuenta la revista «La Roqueta» que el 21 de enero del año pasado, justo un día antes de la fiesta del patrón, el fuerte viento destruyo una vidriera de la iglesia dedicada al mártir.

Eso obligó al rector de la iglesia, declarada monumento nacional, a cerrar el templo por unos días con la advertencia, para los feligreses, de que estaba cerrado por inundaciones.

La reliquia incluye la argolla y la cadena con la que fue sujetado San Vicente Mártir durante su cautiverio.

Compartir el artículo

stats