En un momento del tenso debate de ayer, la lideresa del PP María José Català desveló -tal como publicó este diario- que la mala gestión de Giuseppe Grezzi y su equipo directivo al frente de la EMT le ha obligado a readmitir a tres altos cargos en los últimos 5 años. Català elevó a 300.000 euros la cantidad que calcula han recibido el exgerente Andrés Bernabé, su adjunta Sandra Delgado y Celia Zafra. Esta última deberá ser indemnizada con 199.000 euros o readmitida, como se confirmó hace una semana.

Català advirtió que el PSOE «se ha encadenado a una bola de hierro de una cadena, conformada por Joan Ribó y Giuseppe Grezzi, que ha caído al mar, y ya sabemos qué pasa cuando esto sucede». Por ende, aseguró que la estrategia del alcalde «de echarle toda la culpa de la estafa a una trabajadora hace aguas por todas partes», pero aún así Ribó «no muestra ni un ápice de autocrítica…ni asunción de responsabilidades… Todo lo contrario», lamentó.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner , cifró en 100 millones la cantidad de dinero que le costará a las arcas municipales la EMT este año y advirtió a Joan Ribó que tendrá que hacer una ampliación de capital y aprobar un plan de viabilidad por «la negligente» gestión del concejal y presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi. También le cuestionó si ante la precaria situación económica de la compañía «es el mejor momento para gastar 10 millones en paradas y 37 en autobuses». En esa línea, el concejal y consejero de la EMT de Ciudadanos Narciso Estellés advirtió: «Hemos reclamado la documentación del incendio hasta 6 veces y después de 6 reclamaciones continuadas hoy -por ayer- nos encontramos con que el alcalde ha leído los dos informes más importantes, el de la policía y el del seguro, a los medios antes del pleno. Es una falta de vergüenza absoluta que nos hayan hecho llegar esos documentos al pleno en estas condiciones de falta de transparencia», zanjó.