Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Doblan la presión para acabar el Mestalla tras el silencio del club

El alcalde se reúne con los pequeños accionistas y se marcan el estadio como prioridad

Las obras inacabadas del nuevo estadio  de fútbol | M.A.MONTESINOS

Las obras inacabadas del nuevo estadio de fútbol | M.A.MONTESINOS

«Estamos preocupados» por la situación del club y por su «inacción» en la construcción del nuevo campo de fútbol de Corts Valencianes y de las dotaciones pendientes comprometidas por el club en el marco de la Actuación Territorial Estratégica (ATE) de Mestalla, como el polideportivo de Benicalap. Así se lo trasladó ayer el alcalde al presidente de la Asociación de Pequeños Accionistas del Valencia CF, Vicente Vallés, en el encuentro que ambos mantuvieron y que se enmarca en las reuniones que el alcalde y otros miembros del gobierno, como la vicealcaldesa, Sandra Gómez, están manteniendo con entidades y plataformas interesadas en desbloquear la situación del club y concluir las obras del nuevo estadio, paralizadas desde 2009. Unas reuniones que, explicó Ribó, «nos ayudan a conocer como están las cosas».

El alcalde anunció que «estimularán» al club para que cumpla los compromisos. «Esto no es una amenaza», aclaró Ribó, pero «la ATE tiene unos términos y el tiempo pasa de una forma preocupante». «El campo nuevo del València es una imagen muy triste para la ciudad».

Vallés destacó que la prioridad es acabar el nuevo campo de fútbol e instar al Valencia de Peter Lim a llevar a término la obra para que sea «un emblema de la ciudad». «No hay otra solución más que el Valencia de un paso y acabe el nuevo estadio». Vallés, quien expresó su preocupación por la situación deportiva, económica y social de club, destacó que «le hemos trasladado posibles soluciones al alcalde», que no quiso desvelar. Vallés mostró recelo frente a la posible entrada de inversores en la operación. «No queremos jugar a ese juego». «El terreno donde se tiene que hacer el estadio es del Valencia, se está pagando y cumpliendo con los plazos. Tenemos un estadio que hay que acabar y esa es la responsabilidad del club». «Entendemos al alcalde, pero ese es el paso que hay que dar»

Ribó aseguró que el ayuntamiento colaborará en todo lo que sea posible con el club pero «siempre con respeto a la normativa urbanística», al tiempo que recordó a los accionistas que «no somos partidarios de prolongar la ATE. «Queremos que el club tenga un campo nuevo y todo el brillo que merece», pero reiteró que el 15 de mayo es la fecha límite para retomar las obras o el ayuntamiento solicitará la caducidad de la ATE de Mestalla. Algo cada vez más probable ya que, según informó el alcalde, «no hemos tenido comunicación con la dirección del club».

«Desgraciadamente, no se ha presentado ningún papel que nos indique que el Valencia está avanzando» . «Presentar los permisos y las licencias sería el primer paso», subrayó el alcalde.

Compartir el artículo

stats