Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad afirma que ya están funcionando las cámaras de Ciutat Vella

Amics del Carme y los Comerciantes del Centro Histórico piden que se informe «puerta a puerta» a vecinos y comercios sobre el cierre al tráfico

Una de las cámaras está instalada en la Av. María Cristina. | M.A.MONTESINOS

Una de las cámaras está instalada en la Av. María Cristina. | M.A.MONTESINOS

Las cámaras de Ciutat Vella Nord han comenzado a funcionar con el objetivo de pacificar el tráfico rodado en el centro histórico de València. Los dispositivos de control del Área de Prioridad Residencial (APR) «ya están contrastando los vehículos que se adentran en la zona restringida y los criban con los vehículos registrados», en la base de datos que ha desarrollado la Concejalía de Movilidad Sostenible. Fuentes de este departamento señalan que el plan progresivo para cerrar al tráfico los barrios del Carmen, el Mercat y la Seu «avanza con normalidad dentro de lo previsto y las cámaras instaladas están ya cruzando los datos, comprobando su funcionamiento».

Esos datos cruzados «aún no arrojan cifras concluyentes» puesto que faltan por volcar, entre otras, las matrículas de taxis que tiene que facilitar el Ministerio de Transportes, las flotas de los vehículos de reparto o cualquier vehículo autorizado por residentes dentro de los márgenes que establece el funcionamiento de la APR. Aun así, sabiendo que en marzo aún no se van a imponer multas, los portavoces de Movilidad Sostenible dicen que el ritmo «es el previsto y que será normal un repunte final en cuanto esté más próxima la puesta en marcha de la APR». Por ello, «instan de nuevo a todos los interesados a seguir registrándose» ya que en abril se comenzará a sancionar con hasta 200 euros a quienes circulen por la zona sin estar autorizados en el registro municipal, bien de forma telemática o bien presencialmente. Tal como ha publicado Levante-EMV, hasta 3.100 vehículos de vecinos y propietarios de Ciutat Vella Nord se han registrado en la plataforma para que en abril no les puedan sancionar. El problema es que el parque automovilístico de toda Ciutat Vella suma 14.000 coches, motos y furgonetas. Un alto porcentaje de esa cifra tiene que darse de alta para circular en la APR y aún no lo ha hecho.

De momento, Movilidad Sostenible tiene censados 1.251 vehículos de residentes empadronados en el APR que disponen de tarjeta peatonal, 494 de propietarios o arrendatarios de plazas de garaje ubicadas en el perímetro acotado y 139 a titulares de empresas y comercios con local en el APR, entre otros.

Colectivos como Amics del Carmen, que han recibido de forma muy positiva el plan para pacificar el tráfico en el centro histórico y reducir la contaminación, han solicitado campañas ciudadanas de información para que los vecinos sepan cómo darse de alta. Incluso su presidente Lluís Mira propone una campaña «puerta a puerta» para informar de todos los detalles del cierre perimetral.

Por su parte, la gerente de la Asociación de Comerciantes del Comercio Histórico, Julia Martínez, ha reclamado que se envíen cartas a los vecinos y negocios con toda la explicación sobre cómo inscribir las matrículas en el registro municipal.

Solo dos fallas y entidades tienen ya los permisos

Dentro del espacio acotado de Ciutat Vella Nord solo 2 entidades culturales y festivas habían solicitado a fecha de 18 de febrero ser incluidas en el registro de vehículos autorizados. Esas 2 asociaciones han dado de alta 3 vehículos. Respecto a las empresas que efectúan obras en la APR, solo se ha tramitado una solicitud para 1 vehículo. En cuanto a empresas de telefonía, electricidad o gas, que trabajan en la zona, en esa fecha no se había censado ningún coche. Tampoco ninguno de los hoteles u hostales de la APR.

Compartir el artículo

stats