Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Compromís y Metrovacesa acercan posturas para desbloquear Benimaclet

Campillo reconoce como «actor principal» a la promotora, que demanda al Rialto una hoja de ruta clara sobre el desarrollo urbanístico

Propuesta de 2018 de Metrovacesa para el de Benimaclet, junto a la Ronda Norte. | LEVANTE-EMV

Propuesta de 2018 de Metrovacesa para el de Benimaclet, junto a la Ronda Norte. | LEVANTE-EMV

El grupo municipal de Compromís en el Ayuntamiento de València, a través del vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, y la portavoz de Compromís per València, Papi Robles, se reunieron ayer con representantes de la empresa Metrovacesa, en la sede de la promotora, ubicada en el nuevo barrio de Moreras, para instar a la empresa a sumarse a una mesa de negociación que busque una solución consensuada para el barrio.

La reunión, que se prolongó durante más de dos horas, se enmarca en los encuentros que Compromís está manteniendo con distintos colectivos y agentes implicados en el PAI de Benimaclet, como la Asociación de Vecinos, Cuidem Benimaclet y el Sporting de Benimaclet. Al término de la reunión, el vicealcalde explicó que habían encontrado una actitud dialogante por parte de Metrovacesa que Campillo definió como un interlocutor imprescindible en el desarrollo del sector, cuya desclasificación parcial plantea Compromís. «Es uno de los actores fundamentales de esta negociación». «Obligatoriamente se tendrán que sumar a la negociación porque son propietarios de más de la mitad del suelo» del PAI, destacó Campillo.

La de ayer fue una reunión «sincera y cordial», en la que el arquitecto y asesor del alcalde, David Estal, presentó la propuesta alternativa de Compromís para el sector de Benimaclet, que mantiene los huertos actuales del espacio central del PAI y rebaja en dos tercios la edificabilidad. Una propuesta que, aseguran, sigue siendo «rentable para la empresa», que ha cifrado en 50 millones de euros la indemnización que pedirá en caso de que se desclasifiquen los terrenos.

El vicealcalde insistió ayer, al término de la reunión, en buscar una solución dialogada para el barrio en la que todos deberán hacer cesiones. «En una negociación si todos cedemos llegaremos a un equilibrio que sin ser lo que cada uno quiere si sea aceptable para todas las partes», destacó. Compromís quiere que el PAI de Benimaclet «se desbloquee cuanto antes», pero «es fundamental que se respete la visión mayoritaria de los vecinos».

Con la propuesta de Compromís, destacó Campillo, se mantiene una edificación «más que suficiente» para que el plan sea sostenible. «Hay que buscar ese equilibrio con un plan que siendo económicamente rentable nadie pretenda hacerse rico».

Tras el encuentro, Metrovacesa confirmó su «predisposición al consenso y el debate con las partes implicadas» si bien recordó que la propuesta que puso sobre la mesa hace un año, con 1.400 viviendas, «contempla la integración de los diferentes elementos con la huerta y el barrio de Benimaclet, conforme a los parámetros urbanísticos vigentes ratificados por el propio consistorio municipal durante los últimos años». La promotora aboga por el diálogo que «nos permita encontrar el camino para avanzar en una actuación muy necesaria para dar respuesta a las necesidades de Benimaclet y de toda la ciudad», al tiempo que instó a los socios de gobierno a definir «una postura clara y una hoja de ruta consensuada que posibilite avanzar en el desarrollo del proyecto».

«El respeto y la conservación de los elementos paisajísticos y patrimoniales relevantes, así como la necesidad de atender a la singular ubicación del ámbito de manera ejemplar, son plenamente compatibles con un plan donde todos los intereses tengan cabida sin que la administración deba asumir costes, en la medida que se respeten los parámetros vigentes y sin que sea necesario renunciar a la posibilidad de colaborar con la iniciativa privada», añade la empresa.

El concejal de Ecología Urbana destacó que para Compromís Benimaclet es un sector especial porque «es un entorno perfecto» para que la ciudad pueda reconectar con su entorno rural.

En relación a la falta de acuerdo con el PSPV, que tiene las competencias del Urbanismo de la ciudad, Campillo recordó que «las dos fuerzas políticas que gestionan la ciudad deben ponerse de acuerdo», al tiempo que subrayó que el desarrollo de Benimaclet «excede las competencias urbanísticas». «Compromís no va a aprobar unilateralmente su propuesta pero tampoco aceptará que las impongan sus socios de gobierno».

«No vamos a aceptar una trágala. Hay que estar dispuesto a mover posiciones y dialogar», advirtió Campillo.

Compartir el artículo

stats