Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adif apoya el plan de regeneración de los taludes del tren en Sant Isidre

El ayuntamiento y el administrador ferroviario crean un grupo de trabajo para estudiar la apertura de la calle Gremis y un paso inferior

El talud de las vías del tren  aislan el barrio histórico de San Isidro de la parte nueva. | LEVANTE-EMV

El talud de las vías del tren aislan el barrio histórico de San Isidro de la parte nueva. | LEVANTE-EMV

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) ha dado el visto bueno a la propuesta de renaturalización de los taludes de las vías del tren a su paso por el barrio de San Isidro que ayer presentó el alcalde, Joan Ribó, a sus responsables en València. La renaturalización de la «joroba» de más siete metros de altura que supone el talud de las vías por este barrio es una reivindicación vecinal antigua que ahora se abordará en un grupo de trabajo en el que participarán técnicos de Adif y municipales, junto con vecinos.

Así lo explicó ayer el alcalde, Joan Ribó, tras la reunión que mantuvo con el director de Conservación de Adif, Ángel Contreras, i el director general de Negocio, Jesús Campo. Al encuentro asistió también el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, cuya delegación se encargará del ajardinamiento y renaturalización de los taludes, que tendrán que ser cedidos a la ciudad. La viabilidad técnica del proyecto se abordará en el citado grupo de trabajo así como la financiación.

La limpieza y renaturalización d e los taludes no es la única mejora ambiental y de movilidad analizada en la reunión de ayer con los responsables de Adif.

La cesión de los taludes permitiría además liberar suelo para poder abrir la calle dels Gremis desde Mariano de Cavia hasta el Camino Nuevo de Picanya.

La propuesta vecinal que ayer Ribó mostró a los responsable de Adif paso por eliminar el desnivel que proyecta la rampa de acceso a la antigua estación Vara de Quart, lo cual liberaría espacio suficiente para poder abrir la calle dels Gremis con una anchura suficiente para permitir el paso de vehículos facilitando así la movilidad en el barrio».

Así mismo, la propuesta incluye la apertura de un paso inferior en el talud, que conectaría la parte histórica de San Isidro y facilitaría la movilidad de las personas residentes en el barrio y del personal que trabaja en los talleres y cocheras de la EMT.

La propuesta de los vecinos estaría basada en el proyecto de similares características que se ha llevado a cabo en la localidad catalana de Esplugues del Llobregat.

El alcalde confío en llegar a un acuerdo «rápidamente» para mejorar el paisaje de este barrio que convive con el tren. Ribó subrayó ayer la buena disposición de Adif para atender las reivindicaciones vecinales.

Compartir el artículo

stats