Sevilla, Málaga y Zaragoza, ciudades de un tamaño y población similar a València, han adelantado a la capital valenciana en la carrera por la captación de los fondos europeos de reconstrucción post-covid, los fondos Next Generation. El portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de València, Fernando Giner, ha exigido al alcalde, Joan Ribó, transparencia en las propuestas y en la gestión de los fondos europeos Next Generation EU. “Los proyectos que opten a los fondos europeos de recuperación se deberían elaborar y planificar con la participación de los técnicos y de toda la sociedad”, ha criticado Giner.

“Llevamos desde agosto insistiendo al alcalde para que sentara a la sociedad civil, a la oposición y a los técnicos para preparar un paquete de proyectos financiables por los fondos Next Generation EU”, ha recordado Giner, quien ha lamentado que “en septiembre se aprobó una moción de Cs en el pleno que abordaba ese tema y, a día de hoy, sólo conocemos dos propuestas sin concretar a través de noticias en los medios de comunicación”.

Sobre este asunto, el portavoz naranja ha insistido en que el próximo 30 de abril de 2021 "finaliza el plazo otorgado por la UE a los países miembros para para presentar sus planes nacionales de recuperación y resiliencia y nos tememos que Valencia presentará unilateralmente proyectos fruto de las cuotas de poder del gobierno”.

“A fecha de hoy el Ayuntamiento de València no ha comunicado ningún paquete de proyectos para ser incluidos en dicho plan y optar a los fondos Next Generation, ni ha dicho quién está participando en la elaboración”, ha detallado el portavoz naranja, quien ha apuntado: “Desde diciembre otros ayuntamientos homólogos están entregando proyectos que ya son públicos, como es el caso de Sevilla con 90 iniciativas valoradas en 1.400 millones, Málaga con 67 proyectos de 1.931 millones o Zaragoza con 24 propuestas de 883 millones”.

Para concluir, Giner ha anunciado que en la Comisión de Hacienda de marzo su grupo exigirá a Ribó que dé cuenta al inicio de cada Pleno municipal del estado de selección, tramitación, gestión y ejecución de cada uno de los proyectos de fondos europeos Next Generation EU.

Se da la circunstancia que la Emshi, entidad metropolitana que preside la concejala socialista Elisa Valía sí tiene los deberes hechos pues ha presentado 9 proyectos valorados en 81 millones para potenciar la economía circular y mejorar la eficiencia energética de la red de abastecimiento de agua de decenas de municipios de L' Horta además de València capital.

El gobierno municipal de Compromís y PSOE solo ha anunciado oficialmente que optará a fondos Next Generation con un plan para modernizar el regadío de la acequia Real del Júcar que motivó un acuerdo institucional en el pleno del Ayuntamiento pero de este proyecto no se sabe ni inversión ni ningún detalle más. Del segundo candidato a lograr financiación europea, que publicó Levante-EMV en exclusiva, se conoce que es un plan para instalar 200 puntos de carga para vehículos eléctricos en otros tantos puntos de la ciudad y que tendría un coste de 1,2 millones. A partir de ahí, nada más se ha dicho a poco más de mes y medio de entregar los proyectos en el Ministerio de Transición Ecológica,

En cualquier caso, la elaboración del portafolio de proyectos europeos para optar a esos fondos de reconstrucción se lleva con mucho secreto y discreción por parte del gabinete de alcaldía. Se baraja la cifra de hasta 230 millones como la cantidad total a la que València podría aspirar en ese montante de ayudas europeas pero hay que presentar propuestas viables e innovadoras desde el punto de visto medioambiental y tecnológico.