Los casales falleros y resto de sedes festivas de cualquier fiesta de la Comunitat Valenciana podrán abrir a partir del lunes 29 en horario de mañana y tarde: de 10 a 13 horas y de 16 a 20 horas.

Así se ha especificado en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana, que recuerda que «en ningún caso estarán abiertas al público» y que sólo podrán abrir «para la realización de actividades de gestión y administración». El aforo máximo para la realización de estas actividades será de cuatro personas.

La plasmación de esta norma permite a las comisiones de falla empezar la puesta en marcha del ejercicio fallero y la liquidación del recientemente finalizado y atiende a una reivindicación del colectivo fallero que, a través de la Interagrupación, había exteriorizado en numerosas ocasiones. Con todo, la fecha es un mal menor: la Inter ya ha mostrado repetidamente su desagrado por el retraso, habida cuenta de la necesidad de las comisiones de realizar gestiones. Aunque también hay que recordar que los locales interiores en general acaban de levantar también sus cierres. Se tenía el convencimiento de que el día 22, ya pasado el «peligro» de la semana coincidente con los festejos tradicionales, se abrirían, pero ha habido que esperar a la reunión con la consellera de Sanitat para conseguir, por fin, la venia.