El típico esmorzaret, que se practica en toda la Comunitat Valenciana sobre todo los fines de semana y días festivos, es un hecho diferencial, algo que sólo puede encontrarse en las tres provincias valencianas y compuesto por un protocolo que lo convierte en una muestra del carácter, cultura y estilo de vida autóctonos. 

Si el plan para este domingo incluye un buen almuerzo en la mejor compañía, la recientemente celebrada gala de los 'Premis Cacau d'Or', son una guía imprescindible para saber por dónde hay que dejarse caer a mitad de mañana. (Por cierto, aquí tienes a los premiados del año pasado)

Siete reconocimientos al almuerzo 

Casa Paquita, de Eslida (Castelló), es uno de los locales preferidos por los ciclistas que recorren la Sierra de Espadán para reponer fuerzas en sus rutas. Mientras que Fernandet, de Les Palmeretes - Sueca, tiene fama por sus propuestas con producto fresco del mar. 

La lista de premiados continúa con Casa Tere, de El Grao de Gandia, templo de los guisos, calderos y elaboraciones tradicionales. Un legado que La Aldeana de El Cabanyal, transforma en sugerentes bocadillos que incorporan recetas clásicas con nuevos aires. Desde San Antonio de Requena, Ramos representa los almuerzos a la brasa, con embutidos y productos cárnicos de primera calidad. 

El palmarés se completa con Ca Tomás de Alzira, que combina el almuerzo popular con propuestas del senyoret, servidas en su comedor privado. Y Reyton, de Sueca, con una de las mejores relaciones calidad precio para unos rotundos bocadillos. 

21

La gala de los 'Premis Cacau d'Or'