La concejala de Educación, Maite Ibáñez, ha informado de que durante este curso “hemos aumentado en más de 200.000 euros la dotación económica destinada a los monitores de los comedores de los colegios y escuelas infantiles de gestión municipal, para responder a la situación sanitaria”. Además, la edila ha destacado la inclusión de las escuelas infantiles privadas en la convocatoria de ayudas Paréntesis del Plan Resistir.

Ibáñez ha hecho balance del incremento presupuestario que se está llevando a cabo durante el presente curso para aumentar el número de monitores de los comedores de los centros educativos municipales. “Ante la situación sanitaria, desde el inicio del curso escolar se ha hecho necesario adaptar la prestación del servicio de comedor para hacerla lo más segura posible y evitar los contagios en las instalaciones”, ha explicado la regidora.

Entre las directrices marcadas, se encuentra la organización de los grupos estables de convivencia, en el que solo interactúa durante todo el servicio de comedor un único monitor o monitora. Para poder dar cumplimiento a estas instrucciones de Conselleria de Educación y prestar correctamente el servicio de comedor, “hemos aumentado el número de monitores en la ejecución del contrato”, ha explicado Ibáñez.

En cuanto al incremento en los comedores de los colegios municipales, Ibáñez ha detallado que “hemos aumentado seis monitores en el colegio Profesor Santiago Grisolía, seis en el de Benimaclet y tres en el de Fernando de los Ríos”. Por lo que respecta al incremento en los comedores de las escuelas infantiles de gestión directa, “hemos aumentado un monitor en la escuela infantil Gent Menuda, dos en la de Quatre Carreres, tres en la de Solc y tres en la de Pinedo”. En total, el incremento presupuestario efectuado durante el curso por aumento de monitores en centros educativos municipales es de 213.055 euros.

Por otro lado, Ibáñez ha puesto en valor que dentro de las ayudas Paréntesis del Plan Resistir, en la Junta de Gobierno Local del pasado jueves quedaron incluidas las empresas que gestionan la red de centros de educación infantil, para “aliviar la situación de dificultad económica por la que están pasando como consecuencia de la situación sanitaria”. De esta forma “seguimos apoyando a los profesionales de este sector, además de mediante el aumento del cheque escolar”.

Por otra parte, Ibáñez ha recordado que los docentes y educadores de las escuelas infantiles y colegios que son de gestión municipal ya recibieron la semana pasada la primera dosis de la vacuna, junto al resto del personal no docente que trabaja en los centros educativos, como conserjes o el personal de comedor. También el personal del Conservatorio Municipal de Música José Iturbi. “La primera fase de vacunación en los centros escolares de gestión municipal finalizó el pasado miércoles”, ha valorado Ibáñez. “El proceso de vacunación se ha realizado satisfactoriamente y en los tiempos establecidos, lo que demuestra la buena labor que están llevando a cabo los equipos de profesionales que han sido preparados para ello por parte de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, en coordinación con la de Educación”.