Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Centros de mayores: un año cerrados

El ayuntamiento recluta a cincuenta personas para mantener un contacto personalizado con los 44.000 socios de los 50 centros de actividades para personas mayores de la ciudad

Actividad al aire libre de los centros de mayores. | LEVANTE-EMV

Actividad al aire libre de los centros de mayores. | LEVANTE-EMV

Cincuenta centros de mayores, más de 44.000 socios y un año cerrados. Ese es el estado de los centros de actividades de personas mayores de València, los populares clubs de jubilados, uno de los espacios, si no el que más, claramente perjudicados por la pandemia, primero por el riesgo de compartir actividades y también por tratarse de personas mayores de alto riesgo. Para paliar esa falta de actividad y la soledad que sufren muchos de sus usuarios, la Concejalía de Envejecimiento Activo y la Generalitat han puesto a cincuenta personas a contactar con ellos para conocer sus necesidades y ayudarles en todo lo posible, sobre todo a «aquellas personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad», ha asegurado la concejala de Envejecimiento Activo, Pilar Bernabé.

Su departamento realiza un seguimiento individual de todos los socios para informar de los servicios que el Ayuntamiento tiene disponibles y detectar situaciones de riesgo o vulnerabilidad.

Bernabé explicó que gracias a la colaboración con la Generalitat, a través del programa de empleo ECovid, «alrededor de 50 personas están trabajando en nuestros centros de mayores atendiendo y realizando este seguimiento individual, informándoles de los recursos disponibles del Ayuntamiento (servicios domiciliarios por covid, actividades físicas al aire libre, Centro Municipal de Servicios Sociales, actividades on-line, programa de acompañamiento afectivo, etc.)».

Con esta labor, la concejalía «garantiza que la persona pueda sentirse atendida y segura ante los cambios producidos por la pandemia». En el caso de que la persona mayor verbalice o se detecte alguna situación que puede ser susceptible de riesgo o necesidad, se notifica al servicio de Envejecimiento Activo, que pone en marcha las actuaciones pertinentes para su resolución y/o derivación a los recursos de atención que fuesen necesarios.

Miles de atendidos

Pilar Bernabé ha indicado que la concejalía de Envejecimiento Activo «ha atendido a más de 25.000 mayores de nuestra ciudad realizando un seguimiento individualizado para conocer sus necesidades, situación de vacunación, y al mismo tiempo le estamos ofreciendo toda la información de todos los recursos que tienen a disposición el Ayuntamiento de València».

Desde el inicio de la pandemia se cerraron de forma preventiva todos los Centros Municipales de Actividades para Personas Mayores (CMAPM) y así permanecen hoy en día. En la actualidad hay casi 44.000 socios y socias en los 50 centros repartidos por toda la ciudad y sus pueblos. Esta atención personalizada está cubriendo una carencia, la de las relaciones sociales, que aún no se sabe cuando se solucionará ni cómo será el futuro inmediato.

Compartir el artículo

stats