El vicealcalde Sergi Campillo (Compromís) acaba de afirmar que respecto a la ATE, en el Ayuntamiento de València y por parte del alcalde Joan Ribó, "no se ha dicho nada diferente". "Es lo que se ha repetido hasta la saciedad: el objetivo es que se acabe el estadio del Nuevo Mestalla y vamos a trabajar en cualquier camino que lleve a solucionar ese problema". Para Campillo, es obvio que el 31 de mayo el nuevo campo, "no va a estar acabado, eso es una realidad está fuera de toda duda". "Esta mañana, el Valencia CF ha presentado una serie de documentación en el Ayuntamiento y vamos a estudiarla. Cuando hayamos analizado esa documentación, el alcalde dirá lo que corresponda; hasta que veamos esa documentación no podemos definirnos". Preguntado por la prensa, Campillo no aclaró "cuál es la línea roja de la alcaldía" para no tumbar la ATE, que expira a partir del 15 de mayo. Pero sí dijo que el gobierno municipal trabaja y tiene como objetivo "acabar con esa imagen de ese esqueleto" que ofrece la ciudad en la actualidad.